Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

44486
Tool: Dos décadas de espera valieron la pena

Tool: Dos décadas de espera valieron la pena

Osiris
Priego @osirispriego

20/Mar/2014

Detalles

Los fans mexicanos de Tool que no habían tenido oportunidad de ver en vivo a dicha banda en otro país tuvieron que esperar 20 años para que Maynard James Keenan y sus compañeros visitaran México por primera vez.

El Palacio de los Deportes estaba prácticamente lleno desde las 8:30 p.m. y el grupo salió al escenario pocos minutos después para tocar “Hooker With a Penis" luego de que una serie de latidos se escucharon a partir del momento en el que se apagaron las luces del lugar. Tool comenzó con mucha potencia y así continuó a lo largo de la noche con pesados riffs de guitarra, furiosos golpes en la batería y la tortuosa voz de su cantante, quien, en un principio, utilizó un altavoz para distorsionar su voz.

Al terminar la primera canción, Maynard agradeció al público por estar ahí, mientras se vivía un buen ambiente entre los asistentes aunque, desgraciadamente, la acústica del lugar no ayudó mucho en algunos momentos.

Con “Vicarious” comenzaron los visuales en las pantallas del Palacio, lo cual no podía faltar en un concierto de ToolMaynard se mantuvo apartado en la parte de atrás del escenario, escondido sin mostrar su rostro, manteniendo cierto misticismo en torno a su presencia. El líder de la agrupación estaba viviendo el concierto a su modo al mismo tiempo que todos coreaban cada tema.

Cada uno de los cuatro músicos dio lo mejor de sí sobre el escenario, pero, sin duda, sobresalió el baterista, quien aprovechó cada oportunidad que tuvo para destrozar su instrumento. En un momento de la noche bajó la intensidad de la música y ésta se volvió más densa mientras unos lasers iluminaban lentamente el lugar y una lluvia de destellos rojos cubría a quienes se encontraban en zona general.

Tras el breve momento de calma, el escenario se convirtió en una enorme pantalla en la cual apenas y se notaba la presencia de los miembros de la banda. Luego de dejar boquiabiertos a todos con temas como “Schism” y “Lateralus”, entre otros, Tool abandonó el escenario para regresar después de un intermedio de 12 minutos.

Tool regresó y siguió llevando a los presentes a través de un viaje audiovisual durante el cual siempre estuvo presente el ruido en forma de virtuosismo musical. El concierto llegó a su fin con “Ænima” y “Stinkfist”, canción que puso locos a todos y que probablemente fue la más cantada de toda la velada. Fue una presentación inolvidable en la que se sintió una energía muy especial y durante la cual se vivieron grandes momentos.

Al final de la noche, todos los que estuvieron ahí quedaron fascinados por haber sido testigos de un concierto impresionante. Tool cumplió y pagó su deuda con el público mexicano, esperamos que no se tarden mucho tiempo en regresar.

REDACCIÓN:


Editorial

FOTO:

Osiris
Priego @osirispriego

No es una revista, es un movimiento.