93547
The Rasmus en El Plaza Condesa

The Rasmus en El Plaza Condesa

Bruno
Muñoz Tittel @Bruno_Muti

03/Jun/2016

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

El Plaza Condesa

Artista(s)

Viaje al 2003 en pleno 2016 con The Rasmus en México.

¡Ah, las bandas de los dosmiles! Algunos pensarían que están muertas, otros me observarían atónitos al pronunciar su nombre -"¿eso aún existe?", mencionarían ignorantes de la gran cantidad de grupos que tuvieron sus mejores momentos la década pasada y actualmente siguen activos-. Tal es el caso de los de Helsinki, Finlandia, liderados por Lauri Ylönen. La noche de ayer crearon una dimensión no antes visitada en El Plaza Condesa.

Me asombré cuando supe que The Rasmus vendría a México. De bandas como esa todos tenemos una opinión, o por lo menos un recuerdo. Aquellas memorias de los 10 + pedidos o los estrenos en el MTV de hace algunos años, regresaban a los finlandeses a mi cabeza. ¿Por qué estarían de gira ahora? Arribé al venue justo cuando The Rasmus destellaba los primeros tintes de su set. El rugido del público me agarró por sorpresa, dándome una pista de lo que estaba por venir en los siguientes minutos: una asistencia entregada a los artistas que tenía en frente.  

“First Day Of My Life” abrazó un Plaza Condesa dedicado a lo que estaba sucediendo en el escenario. The Rasmus es una de esas agrupaciones con un fanbase inseparable y que circula por generaciones. Entre los espectadores se podían apreciar varias familias, algunas conformadas por madre e hija y otras más numerosas. Lo curioso es que nadie parecía acompañar obligatoriamente a nadie, todos cohabitaban el mismo espacio con la misma intención.

Canciones como “No Fear”, “Immortal” y "F-F-F-Falling" sonaban fuertes y bien amarradas. Hay que decir que The Rasmus estuvieron muy bien en vivo, los golpes que Aki Hakala daba a la batería sonaban claros y poderosos en uno de los recintos con mejor ecualización en vivo. Lauri anunció que están por meterse al estudio a grabar nuevamente.

El público no se desconectó ni por un segundo, y es que lo que tenían en frente sabía complacerlos en todo momento. De pronto, los finlandeses salieron con guitarras acústicas y comenzaron a bajar el tono de la noche. “Not Like The Other Girls”, “Still Standing” y “Don’t Let Go” crearon el momento romántico y melancólico que todos necesitábamos.

Un set con varios matices y que tuvo su regreso enérgico con “Livin’ In a World Without You” no puede ser criticado negativamente. Para ese entonces, incluso yo comencé a familiarizarme con las canciones. Los héroes de la noche comenzaban a preparar el terreno para su triunfal salida. “Sail Away” fue el último corte antes de un encore muy mal fingido. ¿Para qué lanzas tus baquetas al público si sabes que regresarás en pocos segundos a tocar el hit que todos están esperando?

Y así fue: la rola que hasta el personal de seguridad y los vendedores de cerveza conocían fue el clavo que cerró un show redondo. “In The Shadows” hizo olvidar que han pasado más de 13 años de su lanzamiento. The Rasmus dio una sincera sorpresa un jueves que no parecía brillar. Los de Finlandia demostraron que aún tienen mucho que dar, por lo menos, a su siempre fiel público,

REDACCIÓN:

Luis
Mata

FOTO:

Bruno
Muñoz Tittel @Bruno_Muti

No es una revista, es un movimiento.