59143
The Pains of Being Pure at Heart: Cuando el dolor se vuelve fuerza

The Pains of Being Pure at Heart: Cuando el dolor se vuelve fuerza

Pablo
Navarrete @pabnavarrete

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

Foro Indie Rocks!

Artista(s)

El olor a dulces, flores, pan, y demás alimentos preparados especialmente para los muertos comenzaba a apoderarse de la ciudad y con ellos se asentaba la melancolía por el pasado y lo efímero de la vida. Como si fuera coincidencia, el Foro Indie Rocks! albergó la presentación estelar de una banda neoyorkina famosa por convertir la desolación en una energía revitalizadora: The Pains of Being Pure at Heart, que reunió a varios seguidores de sus nostálgicas melodías y a otros más que los escucharon por primera vez.

El frío no fue impedimento para conglomerar a varios melómanos en busca de pasar un buen jueves de guitarras. Eran las 23:00 horas y el público se encontraba ansioso por recibir a esta singular banda liderada por el carismático Kip Berman, que justo regresaba de una extensa gira por Europa. En medio de un tour por todo Estados Unidos promocionando su más reciente álbum, Days of Abandon, el quinteto ofreció un concierto incomparable que volvió locos a los presentes.

El regreso de esta agrupación a nuestra ciudad fue muy especial ya que no solo traían un nuevo material, sino que su arribo incluyó una alineación totalmente nueva que inclusive traía a la prima de Kip en los coros. Sonaron temas ya queridos por el público nacional, como “Young Adult Friction”, “Heart in your Heartbreak” y “Come Saturday”, además de no uno sino dos encores que dejaron escuchar una versión de pura guitarra “Ramona” y “This Love is Fucking Right!”.

Una hora exacta fue el tiempo en el que estos músicos se entregaron e hicieron vibrar el recinto, sin embargo, lo que más impactó fue que al finalizar la presentación, como cualquier mortal, Berman bajó a conocer a sus fans, se tomó fotografías con ellos y firmó uno que otro vinil, demostrando la nobleza de su corazón y el agradecimiento a quien les permiten seguir sonando.

REDACCIÓN:

Karen
Velázquez

FOTO:

Pablo
Navarrete @pabnavarrete

No es una revista, es un movimiento.