Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

35904
Tame Impala: Música para escucharse en vivo

Tame Impala: Música para escucharse en vivo

Pablo
Navarrete @pabnavarrete

25/Oct/2013

Detalles

Tan sólo siete meses después de su primera presentación en el país, en el escenario Indio del Vive Latino 2013, Tame Impala, la banda de rock psicodélico, integrada por Dominic Simper, Cam Avery, Kevin Parker, Julien Barbagallo y Jay Watson, regresó a México para festejar el 6to aniversario de 8106.

Desde las 9 pm, la pista del José Cuervo Salón ya estaba llena de fans expectantes que llegaron temprano para escuchar a la banda originaria de Perth. Sin embargo, la audiencia, integrada en su mayoría por veinteañeros, tuvo que esperar a que Yesco, la banda telonera, hiciera lo suyo. Si bien fueron respetados, el público, en el que sorprendentemente casi no había villa melones, estaba sediento de Tame Impala, que seguía dándose a desear.

A las 11 pm en punto, la agrupación liderada por Parker apareció y tocó “Endors Toi” de su aclamado disco Lonerism. La entrega del público fue inmediata, y a partir de ese instante el concierto estuvo lleno de momentos en que la gente, emocionada, aplaudía al ritmo de las canciones o gritaba “¡Tame Im-pa-la! ¡Tame Im-pa-la!” al mismo tiempo que intentaba capturar fotos del grupo tocando frente a las imágenes psicodélicas que se proyectaron en las pantallas que adornaron el escenario.

A “Endor Toi”, la siguieron “Solitude is a Bliss” y “Why Won't They Talk To Me”, rola sobre la soledad de no encajar en la sociedad, que fue una de las más coreadas de la noche. Durante el concierto, el guapo Parker habló poco, y se limitó a agradecer un par de veces en español, pero a pesar de la poca interacción se notaba emocionado, y mantuvo una sonrisa durante toda la noche. Quizá uno de los momentos más emotivos fue cuando visiblemente conmovido agradeció la entrega del público: “You guys are crazy!“

Otro de los momentos memorables fue cuando comenzó a sonar el delicioso y retro riff de "Half Full Glass of Wine", rola con la cual acabaron por comprobar su destreza en las guitarras. Después, Parker comenzó a entonar "Elephant", el clásico instantáneo que puso a saltar a absolutamente todos los asistentes, afianzándose como himno de estadio.

En medio de aplausos y gritos, la banda abandonó el escenario, pero la pausa duró tan sólo unos instantes, pues volvieron para tocar un encore. En este punto de la noche, los integrantes de la agrupación se notaban aún más juguetones; Jay Watson le puso un sombrerito a Dominic Simper, mientras que Parker portaba una bandera mexicana.

El encore consistió de dos canciones; la muy esperada y coreada “Feels Like We Only Go Backwards” y “Nothing That Has Happened So Far Has Been Anything We Could Control”. Finalmente, la banda se despidió, concluyendo el que fue uno de los mejores conciertos del año.

Tame Impala probó que son una banda a la que es obligatorio ver, pues su sonido, mezcla de guitarrazos, múltiples texturas, distorsiones, y guiños a los sesentas, suena mucho mejor en vivo.

{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

REDACCIÓN:


Editorial

FOTO:

Pablo
Navarrete @pabnavarrete

No es una revista, es un movimiento.