47671
Suicide Commando: fina destrucción en el Circo Volador

Suicide Commando: fina destrucción en el Circo Volador

América
Sánchez (Cortesía @EyeScreamShows)

04/May/2014

Detalles

Partida doble de electro-industrial y EBM en noche de sábado; no solo la visita de uno de los exponentes más importantes de los géneros mencionados, Johan Van Roy al frente de Suicide Commando, sino la celebración de los quince años del proyecto local Amduscia.

Ciertamente el Circo Volador se ha probado pocas veces con shows en los que el sintetizador y la máquina de ritmos sean el instrumento principal, fugaces presentaciones de U.N.K.L.E. y Hocico fungirían como ejemplos, pero es un hecho que en el dicho foro ubicado en La Viga predominan las guitarras; había un punto que probarse y reto que superarse: los resultados fueron impresionantes

El aforo fue reducido pero fiel, caras conocidas y aquellos que siguiendo la buena racha de visitas de Front 242 y la promesa del regreso de VNV Nation, recibieron con una gran ovación a Amduscia, que desde sus primeros pasos hasta sus subsecuentes giras por el resto del mundo, han sido orgullo nacional y una figura muy querida dentro de la electrónica nacional; “Desequilibrio Mental”, “Solo Maquina” e “Impulso Biomecánico” fueron parte de un show de más de hora y media que, con una enorme pantalla de leds y efecto de humo, lograron un envolvente efecto que culminó en agradecimientos por parte de audiencia y artista.

Antes de que saliera el acto principal a escena, una voz hizo un paréntesis y -cuando suenan esos avisos uno ya teme lo peor-, se advirtió que Johan sufrió un accidente días antes y aunque se le aconsejó cancelar la gira, saldría un poco torpe debido a la lección pero el show seguiría. Acto seguido aparece el cantante con un par de muletas que arroja al suelo y suena “Bind, Torture and Kill" que desata la euforia de los presentes.

La expectativa y ansiedad seguía, Amduscia sonó un poco tropezado al principio ¿podría la acústica del recinto con los cambios de voces, percusiones y distintas capas electrónicas de esta máquina de muerte belga? Oh si, y fue épico.

Quienes hemos ido a shows de estas bandas hemos ido ha foros, antros y bares que van y vienen, la gran mayoría de ocasiones con producción bastante cuestionable y es cuando se nota un esfuerzo en la iluminación, visuales y audio, que se agradece. Similar a la presentación de Camouflage y Project Pitchfork en el Pepsi Center WTC que al verse y sonar perfectamente, se vive con aún más intensidad la experiencia, Suicide Commando ejecutó nuevo y clásico como “Monster”, “Attention Whore” y “Torment Me” viéndose y sonando brutal.

Proyecciones de desfigurados suicidas, asesinos seriales y sádico deseo carnal terminaron con “See You In Hell". Manos al aire y siluetas bailando bajo luces intermitentes clausuraron una más que memorable velada de electrónica que nadie quería que acabara.

{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

REDACCIÓN:


Editorial

FOTO:

América
Sánchez (Cortesía @EyeScreamShows)

No es una revista, es un movimiento.