Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

32371
Sueños, anhelos y Beach House

Sueños, anhelos y Beach House

Abraham
Salazar @irbran

07/Sep/2013

Detalles

Afuera, la lluvia era insoportable, la fila le daba la vuelta a la cuadra y los revendedores que preguntaban por boletos eran más que los que ofrecían. Una vez dentro, las filas para el baño y las cervezas eran interminables, llegar al frente del escenario parecía imposible, el Plaza estaba a reventar.

I Can Chase Dragons ofreció un corto y decoroso recital; si bien no recibió eufóricos aplausos, tampoco abucheos, y se despidió después de haber hecho bailar a más uno y amenizar la entrada de aquellos que se dieron cita para recibir de nuevo en nuestra ciudad a Beach House. Poco más de tres años pasaron para que volvieran a pisar tierras mexicanas, ¿Quiénes eramos en ese entonces y qué estábamos haciendo?

Victoria Legrand, Alex Scally y su compañero de giras, Daniel Franz, salieron a escena en punto de las 10 p.m. con un cielo estrellado a sus espaldas. Envueltos en desesperados gritos y aplausos, arrancaron sin preámbulo con "Wild" seguida de "New Year", ambas de su más reciente álbum; de inmediato soltaron "Norway" y "Gila", provocando suspiros y hasta sollozos.

Con un atropellado, pero sincero, español, Victoria agradeció a los presentes, a Arts & Crafts Mexico y a quienes hicieron posible su regreso a México. Las palabras eran dulces y llenas de afecto, expresó su cariño y confesó sentirse realmente inspirada por nuestro nuestro país y su rica cultura.

El concierto siguió su curso en una atmósfera íntima y cálida, "Used to be", "Lover of Mine" y "Real Love" nos transportaron de regreso a esa presentación del Lunario en 2010, "Zebra" desató una ola de gritos que se apagaron solo para corear la canción. "Take Care", "10 Mile Stereo" y "Myth" fueron las encargadas de cerrar la primera parte de un concierto que ya nos había robado el alma.

Tras solo unos minutos, el trío volvió de nuevo al escenario para expresar de nueva cuenta su agradecimiento y amor, parecía que las palabras no eran suficientes para poder externar su sentir. "On the Sea" e "Irene" fueron las últimas canciones que se escucharon esa noche en la que se respiraron sueños, anhelos y añoranzas.

Tres años pasaron desde la primer presentación de Beach House en México, desde entonces, su música ha cambiado, sin envejecer, y se ha vuelto más entrañable. ¿Cómo hemos cambiado nosotros en este tiempo? ¿Quiénes eramos entonces y quiénes somos ahora? 

{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

REDACCIÓN:


Editorial

FOTO:

Abraham
Salazar @irbran

No es una revista, es un movimiento.