61150
Sincretismo de recuerdos y emociones: Erlend Øye

Sincretismo de recuerdos y emociones: Erlend Øye

Pablo
Navarrete @pabnavarrete

01/Dic/2014

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

El Plaza Condesa

Artista(s)

Legao, el segundo álbum en solitario de Erlend Øye, salió a la luz en septiembre, por lo que durante el año se dedicó a la promoción del mismo, siendo México el país encargado de concluir un exitoso tour.

La gente se dio cita desde temprano en El Plaza Condesa para ocupar sus lugares poco a poco, incluso, como la mayoría iba en compañía de su pareja, se peleaban con otros para que se dejase ver a quienes eran de estatura baja.

El acto encargado de abrir la noche fue Caloncho, cuyo set fue corto más no el recibimiento del público, pues aunque muchos no sabían quién era, quedaron enganchados ante las guitarras y voz de Óscar Castro, quien agradeció por la calidez y anunció su próxima presentación en El Lunario.

Una vez que el escenario estuvo vació, la impaciencia reinó en un Plaza abarrotado. Todos llamaban a Erlend, querían que apareciera, y así fue. Tras unos minutos de espera, pasadas las 7:30, él y su banda de acompañamiento, The Rainbows, ocuparon sus puestos para interpretar "Fence Me In".

Los asistentes no podían creer lo que sus ojos presenciaban: un artista mucho más relajado, que interactuaba con el público y que no se preocupaba porque le robaran sus lentes, hubiera silencio o presumir su playera de la selección hondureña.

Posteriormente, el noruego dio paso a “Say Goodbye”, "Bad Guy Now" y después de una pequeña pausa, presentó a unos invitados muy especiales: Carlos y Armando, vestidos con un traje de charro naranja algo peculiar, que lo acompañaron para interpretar "Garota".

Es sabido que Øye lanzó varios temas en italiano, por lo que de la mano de su guitarra invitó a los presentes a que cantaran con él. Tras batir palmas y decir "ciao", Erlend dejó un momento a Siggit, tecladista de The Rainbows, solo en el escenario para que interpretara “Manstu”, tema perteneciente a uno de los discos de su agrupación Hjálmar, cuyo país de origen es Islandia, mismo lugar en el que Legao fue producido.

Después de un emotivo momento en islandés, Erlend y sus músicos regresaron a escena para interpretar "Rainman", rola que fue dedicada a Clara, creadora de la animación para el video de dicha canción. Luego de una breve pausa, era momento de saciar expectativas y llevar esa ruta del amor-desamor bienaventurado a algo más movido, por lo que Øye cantó una parte en español del tema “Remind Me” de Röyksopp, misma que fue traducida por Javiera Mena.

La audiencia se encontraba extasiada, era el punto más alto del show y no decayó gracias a que después se escuchó "1517", tema perteneciente a los ya extintos The Whitest Boy Alive.

Una prolongación excesiva, increíblemente bien ejecutada y probablemente una de las mejores interpretaciones, dio preámbulo para que hubiese un alto; pues al quedarse nuevamente solo con su guitarra, destacó lo enamorado que se encuentra de México, su comida y la calidez de la gente, aunque también resaltó que no todo era felicidad, pues había leído los recientes acontecimientos políticos y sociales que están aquejando al país, así que como una forma de protesta, se escuchó "Rule My World" de Kings of Convenience.

"Las desgracias no nada más ocurren en México, hace unos meses mi padrastro murió. Él siempre escuchaba un disco de tex-mex, o algo así, de El Flaco Jiménez y como una manera de honrarlo, tocaré una canción de ese álbum; qué mejor que aquí", explicó Erlend con “Ay Te Dejo San Antonio”, tema encargado de concluir una de las mejores presentaciones que ha ofrecido en nuestro país.

FOTO:

Pablo
Navarrete @pabnavarrete

No es una revista, es un movimiento.