40998
Sangre, sudor y Calavera

Sangre, sudor y Calavera

Diego
Figueroa @halofive

26/Ene/2014

Detalles

La segunda visita de Calavera a la Ciudad de México en menos de un año contó con una considerable audiencia que se plantó a las afueras del bar "El Cuartel" minutos antes de las 9 de la noche, mientras las pruebas de sonido aún se llevaban a cabo dentro del lugar.

Viejos conocidos y amigos compartieron cigarros y clandestinos tragos mientras la primera banda terminaba de ajustar detalles para subir al escenario. Poco a poco comenzó a llenarse el bar que, tras la presentación y performance de Bloody Benders, lucía a la mitad de su capacidad en espera de la banda capitalina Crazy Cats.

Aunque aún había espacio suficiente, fueron pocas las parejas que se atrevieron a bailar. La barra nunca dejó de trabajar y las cervezas corrían de mano en mano mientras se acercaba la media noche. Cuando llegó por fin el momento de Los Pardox, se podía ver como la banqueta estaba llena de gente, mientras al interior se comenzaba a dificultar el paso.

Las veces que hemos tenido oportunidad de ver a Los Pardox en escenarios locales son innumerables, pero no por ello se dejan de cantar  "Camino al Infierno", "Bajo El Manto de la Noche" y "El Rock del Asesino Serial" cada que se tiene oportunidad. Dichas canciones fueron acompañadas por unos cuantos temas inéditos que estarán incluidos en su nuevo álbum además del clásico cover a "Cerebros Destruidos" de Eskorbuto, que puso punto final a su presentación.

Cerca de la una de la mañana la gente comenzó a apretujarse frente al escenario; El Cejas estaba listo para dar inicio a la presentación de Calavera acompañado por una banda que contó entre sus filas a Bam Bam, baterista de Garrobos; y Karim, contrabajista de Los Hell Dandys.

La canción elegida para comenzar fue "For The Love of Ivy", original de The Gun Club, la cual desató los primeros golpes y empujones de la noche que fueron coronados por la cerveza que amablemente dejaban caer desde el balcón superior, provocando que el de por si reducido espacio se convirtiera en zona de guerra.

El escenario era tan bajo que estar en primera fila significaba un peligro inminente; más de uno se fue de boca tratando de tomar un respiro mientras le llovían patadas y gente sobre la espalda. "Jaguar Calling", el cover a "Avientense Todos", "Ojos de Mujeres Sin Alma y "Dead Love" fueron tocadas sin tregua, acompañadas por gritos y puños al aire.

Tras más de 15 canciones, tocó turno a una de las más emblemáticas de la banda de Los Ángeles: "Sombra", seguida de "Rompe", las cuales fueron bien recibidas por un sudoroso público visiblemente emocionado y un tanto borracho en el que destacaban algunas bocas rotas y quejas de patadas en las espinillas.

En punto de las 2 a.m. los 24 temas planeados para tocar esa noche se habían ido como agua, pero aún había tiempo para un extra en el que El Cejas contó con un par de invitados especiales que subieron al escenario para cerrar, entre familia, la que al parecer será  la última presentación de Calavera en nuestro país por un largo rato.

A pesar de que ya estaba más que entrada la madrugada, la gente no podía dejar el lugar sin despedirse de sus amigos, de los músicos y tomarse una última cerveza antes de emprender el camino a casa. Han pasado 7 años tras aquella presentación de Calavera en la Faena y aunque muchos de los que estuvieron presentes ya hasta tienen hijos, la emoción sigue siendo la misma. 

{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

REDACCIÓN:


Editorial

FOTO:

Diego
Figueroa @halofive

No es una revista, es un movimiento.