84222
Ryan Adams en El Plaza Condesa

Ryan Adams en El Plaza Condesa

Detalles
Artista(s)

Ryan Adams y cómo la primera impresión es la que importa.

Sí, la primera impresión es la que define mantener el interés en algo, en alguien, o bien —de lo contrario—, perder total fijación en aquellas expectativas que creamos; vaya, en términos simples y prácticos, mandar todo al carajo. Pues bien, en la primer visita del cantautor norteamericano Ryan Adams a la CDMX, más específicamente en las coordenadas de El Plaza Condesa, comprobamos la hipótesis de que el valor de ciertas cosas no siempre se aprecia al por ciento que quisiéramos. En este concierto (íntimo) previo a su participación en el festival Corona Capital, el prolífico compositor y guitarrista demostró que el show puede tener altibajos cuando en realidad no la está pasando como quisiera. Es ahí donde nos preguntamos: "¿El silencio y atención respetuosa en un concierto son para una minoría?". Quizás en otros países no, pero en México quedó claro que sí, pues más del 85 % de los asistentes al concierto de anoche se mostraron ávidos de “gritonería” fuera de lugar e interrupciones varias, siendo pocos los que infundieron con su silencio y plena concentración en el escenario, que hacía uso de cuatro reflectores y, por ende, reinaba la oscuridad.

Pasando las 21:00 horas, Ryan Adams apareció en el escenario y todos los ahí presentes aplaudieron calurosamente, lo que al principio estuvo bien, y qué mejor que sonara “Gimme Something Good” como primera pieza del banquete. Sin embargo, algunos de los presentes hicieron caso omiso a la previa petición de no utilizar aparatos electrónicos —llámense celulares y cámaras de video— durante el show. Con la imagen fija de Ryan en el centro del escenario, acompañado por cinco guitarras y la luz blanca de algunos reflectores, comenzó una velada completamente acústica y power folk que marchó bien para los que realmente esperaban —algunos desde hace más de siete años— presenciar la genuina voz de uno de los compositores de baladas más importantes y polémicos de la escena country rock independiente, tras haber consolidado su propio sello, PAM AX.

El regaño para el rebaño

Escuchar temas como “Am I Safe”, “New York, New York”, “Oh my Sweet Carolina”, “Why Do They Live”, “Please Don't Let Me Go” y “Come Pick Me Up” con la más fina interpretación al unísono de un micrófono, armónica y piano, resultaba un deleite sin igual; eso al menos para los apasionados por ese sonido hermosísimo que te traslada al desierto dentro de ti mismo. Pero claro, el momento de poner stop a las interrupciones —que provenían de personas que obtuvieron boleto gratis— llegó para Ryan, quien se detuvo un momento para conversar con su desobediente público:

“Si quieren hacer una llamada o platicar entre ustedes, es mejor que se vayan o me iré yo”.

Entonces el genio creativo se hizo presente e interpretó una canción dedicada a los hipsters con “mostacho”, que se intitularía “In The Wind”, y que entre otras cosas pronunciaba su repudio hacia esas personas que solo buscan pasar la fiesta en conciertos, por ejemplo alguno de Nickelback, etc. Dando este paso a mitad del concierto, se creó una atmósfera de stand up que logró un momento de incertidumbre, entre que Ryan nos mandaba al carajo y nos ofrecía un concierto único, más real y cercano, sin la imposición del smartphone.

Coveralia

Desde que Ryan Adams covereó a Oasis con “Wonderwall” —y no por nada fue la pieza elegida para el cierre— no esperábamos que volviera a hacer de las suyas con el álbum 1989, original de Taylor Swift, que a propósito fue solo un capricho de buen gusto y bien ejecutado. En la primera noche de Ryan en la CDMX sonó “Style” con su guitarra acústica tricolor, representativa de Francia. Se despidió de los presentes, diciendo que “eran el mejor público que había tenido hasta entonces”, como haciendo un gesto de paz hacia todos, fueran musicalmente educados o no, practicaran la old school o no, fueran cercanos a su música o no. ¿Qué nos aguarda para su presentación de este sábado en el Corona Capital? Ya veremos.

La foto de la nota es del Corona Capital, no hubo registro fotográfico durante el show de El Plaza por petición del artista.

No es una revista, es un movimiento.