84943
Odisseo en SALA

Odisseo en SALA

Enrique
Fabela

06/Dic/2015

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

SALA

Artista(s)

En una noche muy especial, Odisseo dio el último concierto del año en SALA, donde escuchamos todos los éxitos de su trayectoria musical.

La marquesina del inmueble anuncia el acto estelar de la noche. Se trata de Odisseo, agrupación oriunda de Ecatepec que se presenta en SALA para cerrar con broche de oro un año lleno de trabajo. Al interior de dicho recinto, una multitud aguarda impaciente la actuación de aquellos pequeños rebeldes que ya no son tan pequeños, pero que siguen demostrando una actitud rabiosa arriba del escenario.

Antes de atestiguar por qué Odisseo se ha convertido rápidamente en uno de los proyectos más prometedores de la escena del rock nacional, era turno de escuchar a otros jóvenes igual de talentosos, cuya entrega fue total. “Quiero agradecerles a todos ustedes y a Odisseo por estar aquí”, dice Ivan Cobeq, vocalista de Nivelles, ante un público que los recibía de manera afectuosa.

Su presentación fue breve, pero demostraron una desbordante energía que automáticamente se apoderó de los fans ahí reunidos. Al final, playeras, púas y hasta las baquetas salieron volando para ser interceptadas por solo unos cuantos afortunados.

Una vez concluida la presentación de Nivelles, era turno de recibir a los integrantes de la banda mexiquense. Uno a uno fueron tomando sus respectivos lugares y las primeras palabras de Esteban González se hicieron escuchar: “Este show es para ustedes. Nosotros somos Odisseo”.

El concierto de Odisseo fue un recorrido musical a través de su trayectoria. Temas provenientes de sus discos Los salvajes (2011), Sí, yo soy (2012), Días de fuego (2014) y Días de fuego (B-Sides) (2015), desfilaron por el recinto. “Juventud” fue la primera canción que hizo retumbar SALA, así como a todos los espectadores.

Algunos de los temas más coreados fueron “Corazón de acero”, “Las penas por amor”, “No”, “Mentía” y la entrañable “Barry”. También resonó “Los mismos errores”, una de las canciones preferidas del vocalista. Con “El inicio” pudimos ser testigos de un tema con mayor punch: guitarrazos con mucho overdrive, bajeos continuos y poderosos riffs; como no lo habíamos escuchado jamás.

El único invitado de la noche fue Jonathan Arellano, un viejo amigo que se encargó de darle un toque sensual y sofisticado a la melodía “Pequeño rebelde” con su saxofón, que parecía cobrar vida propia. Después de una pequeña pausa, el quinteto regresó para complacer a sus fieles seguidores, quienes no dejaban de gritar y cantar al unísono cada una de sus canciones.

Una tanda más de bellas piezas musicales continuaron con el show que estaba a punto de finalizar. “Dominio”, “Sentimental” y “Días de fuego” fueron algunos de los temas con los que Odisseo se despidió, y nuevamente las palabras de agradecimiento por parte del frontman de la banda se hicieron escuchar.

En medio de una lluvia de confeti, entre gritos, aplausos y muchas porras, la agrupación conformada por Daniel, Edgar, Manuel, Rodolfo y Esteban termina el año con la última presentación de 2015. Seguramente habrá nuevos proyectos y grandes retos para el año entrante.

REDACCIÓN:

Álvaro
Peña

FOTO:

Enrique
Fabela

No es una revista, es un movimiento.