41391
Obey the Brave: Violenta Obediencia

Obey the Brave: Violenta Obediencia

América
León (Cortesía @HeladosProd)

01/Feb/2014

Detalles

Un Multiforo Alicia medio vacío, o medio lleno, como lo quieran ver; el hecho fue que la asistencia no rebasaba la mitad de la capacidad del foro y se debe reconocer que aquellos que pudieron presenciar el debut en México del nuevo proyecto de Alexandre Erian (Despised Icon) fueron verdaderos afortunados, ya que shows así de pesados y rápidos son ya pocos.

Viernes: noche de hardcore, metalcore y patadas en la cara. Se abrió el pit con Never Ending Days, A Call For Revenge y para la llegada de Beneath The Horror, pasadas las 21 h, ya había una presencia digna del primer moshing hardcore. ¡Oh, el horror!, el sangriento y violento ritual de soltar puños cerrados y patadas voladoras a la concurrencia era más que necesario. Es de rescatar que no hay mejor manera de apoyar a las bandas locales que, tanto hombres como mujeres, practiquen ese taconazo tan extremo durante los primeros sets de la noche.

Se soltó la enorme manta que leía en grande Obey The Brave mientras la pista se preparaba. Pasadas las nueve treinta, puntualmente, se escuchó una pista pre-grabada con un tema de Usher (hip-hop para desconcertar a la muchachada) y con jerseys de basketball, bermudas, tatuajes hasta en las tripas y cara de furia, la agrupación canadiense soltó la bomba con “Lifestyle”. Open pit, circle pit, mosh y brincos a la orden, con violenta obediencia la banda obtenía lo que pedía.

Durante una hora no paró la violencia (con consciencia, claro está), en la plancha del Multiforo Alicia; la falta de quórum permitió que se pudiera bailar sin problema alguno y hasta armar un circle pit durante “Full Circle”, tema nuevo que puso en alto al público nacional frente a los invitados de Quebec. "Vine aquí hace casi seis años con Despised Icon, y jamás pensé que podría regresar a su bello país; gracias por estar aquí y por apoyar a la escena" dijo con su rasposa y grave voz Alex, invitando junto a sus compañeros, también miembros de Blind Witness, al pit y al baile.

Entre tema y tema de repente soltaban beats y pistas de hip-hop para darle al evento un particular sabor callejero que ciertamente refrescó y demostró por qué esta banda va como bólido en la escena mundial con apenas un álbum: son creativos y diferentes. Con una presencia en el escenario para intimidar al más fornido, sumado a un ingeniero de audio digno de un estadio, Obey The Brave dejó en claro quién es el líder. Obedezcan. 

{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

REDACCIÓN:


Editorial

FOTO:

América
León (Cortesía @HeladosProd)