Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

12340
Noche flamenca en el Plaza Condesa

Noche flamenca en el Plaza Condesa

Fotos
cortesía OCESA / Yunuén Velázquez.

12/Sep/2012

Detalles

Aunque conocida en algunos círculos como la reina del flamenco por su gran técnica vocal y su singularísimo timbre de voz dentro del mencionado estilo, Concha Buika no es intérprete y cantautora de un solo género. Su discografía abarca esencialmente la música con sentimiento, con poesía, con reclamos hacia quien no vale la pena; y también aquella que canta a la libertad de toda índole.

Concha Buika, originaria de Palma de Mallorca en España, pero hija de padres de Guinea Ecuatorial lleva en su nombre esta dupla geográfica y en su música también, aunque es precisamente ésta última la que ha ampliado ricamente a su antojo en una carrera por demás exitosa.

El pasado sábado 8 de septiembre se subió al escenario del Plaza Condesa para ofrecernos una muestra totalmente acústica de su trabajo. Con seis discos en su haber y más de veinte colaboraciones con distintos grandes artistas tan variados en estilo, como Seal, Nelly Furtado, Bebo Valdés, Javier Limón, etc., Buika posee ya un gran repertorio de experiencias y recursos artísticos para poder transmitirnos mediante una nota o una expresión el sentimiento más sutil o desgarrador, con absoluto dominio de la mesura y el buen gusto. No faltó el agradecimiento por su parte hacia México y su público; así como para la recién finada Chavela Vargas, además de una que otra anécdota a propósito de su buena amistad con “La Chamana”.

También poseedores de un gran bagaje musical y gran kilometraje en escenarios internacionales, acompañó a la cantante el trío de músicos conformado por un pianista, un bajista y un percusionista. De los cuales fue el cubano Iván “Melón” González Lewis al piano, quién destacó por su gran participación en la mayoría de las canciones, ya que fue el único que interpretó solos, maravillosos solos. En el cajón flamenco iba nada menos que el percusionista Ramón Porrina, hijo de Ramón “El Portugués” y nieto de “Porrina de Badajoz”, grandes personajes del flamenco español. Porrina ha acompañado a personajes tan icónicos del flamenco tradicional y también del más moderno y comercial, como Paco D´Lucía, Joaquín Cortés, Diego “El Cigala”, Tomatito, etc. Tanto el percusionista como el bajista, se limitaron a ofrecer una base rítmica solida y estable en todo momento. Lugar adecuado para que tanto “Melón” como Buika pudieran jugar a transmitir diversos mensajes y estados de ánimo.

Fue un concierto muy íntimo y directo con el público, demostrando todos ellos una sencillez cautivadora y buen humor. Tal vez la dotación musical pudo ser mayor por el tamaño del lugar y el escenario, pero de ningún modo esto demeritó la gran calidad y dominio de todos los ejecutantes, ni tampoco el goce del público que cantaba a toda voz Jodida pero contenta, Se me hizo fácil, Mi niña Lola o El último trago del maestro José Alfredo Jiménez. El ingeniero de audio también hizo un gran trabajo que se reflejó en un sonido limpio, claro y con buen volumen. Definitivamente un gran concierto, una gran artista acompañada por grandes músicos y también un gran mensaje el que Buika va transmitiendo en cada lugar que se presenta, el derecho a la libertad.

{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

REDACCIÓN:

Cynthia
Flores

FOTO:

Fotos
cortesía OCESA / Yunuén Velázquez.