Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

36060
Black Sabbath: La bendición de los Dioses del Metal

Black Sabbath: La bendición de los Dioses del Metal

Osiris
Priego @osirispriego

27/Oct/2013

Detalles

Hace 43 años el concepto de música fue transgredido; el 13 de febrero de 1970 un nuevo dogma surgió y lo que 4 jóvenes habían ideado en la pequeña localidad de Aston, Inglaterra, se convirtió en uno de los géneros musicales más auténticos y respetados. Ayer, 3 de esos 4 jóvenes deleitaron con su magnificencia a los más de 60 mil asistentes que se dieron cita en el colosal Foro Sol.

Minutos antes de las 20:00 horas, las luces del recinto se apagaron desatando la euforia. Los gráficos que anunciaban la llegada de Megadeth fueron proyectados en las pantallas, la leyenda del thrash, Dave Mustaine, tomó su lugar al centro del escenario en medio de una ensordecedora ovación que dio la bienvenida a los primeros acordes de “Hangar 18”, mismos que encendieron el infierno.

Durante 40 minutos, Megadeth preparó el camino con un repaso por lo más significativo de su carrera, ofreciendo temas como “Sweating Bullets”, “Tornado of Souls”, “She Wolf” y “Symphony of Destruction”. Luego de un encore, Dave, con bandera en mano, agradeció al público y se despidió con “Holy Wars… The Punishment Due”.

Con el reloj marcando las 9:15, el momento finalmente llegó. La experiencia más cercana a deleitarse con el Sabbath original en México había iniciado.

Aún en penumbras, detrás de un velo negro que cubría el escenario, la encorvada silueta de Ozzy Osbourne parecía desentrañarse. Al comienzo de “War Pigs” cayó el telón, develando a El Príncipe de las Tinieblas con micrófono en mano, quien tenía a su derecha Geezer Butler y a la izquierda a el principal responsable de congregar a millones de personas bajo la doctrina del metal: Tony Iommi; mientras que a su espalda, Tommy Clufetos parecía disfrutar la responsabilidad de suplir al legendario Bill Ward.

Siguieron “Into The Void” y “Under The Sun”; el público, completamente entregado, coreó cada canción y ovacionó cada palabra de Ozzy. “¡Quiero escucharlos, maldita sea!” fue el juego de palabras que se repitió a lo largo de toda la noche.

“Age of Reason”, el más reciente sencillo de 13, fue recibida de la mejor manera; enseguida, fuimos transportados a dónde todo comenzó. Los acordes de “Black Sabbath” desataron la euforia y nostalgia de los miles de fanáticos que abarrotaban el lugar. “Behind The Wall of Sleep” y “N.I.B.” cerraron ese lado A del homónimo debut en esta soñada noche en la capital del país.

“End of The Beginning”, o el comienzo del final, nos hizo pensar por un segundo que podríamos estar presenciando los momentos finales de ésta colosal banda, afortunadamente, incertidumbre desapareció con “Fairies Wear Boots” y “Rat Salad”, que, con el tradicional solo de batería, le brindó una excelente oportunidad a Clufetos para convencer al público de ser capaz de llenar ese pedestal.

Tras un encore, que anunciaba que el final estaba cerca, “Iron Man” cimbró hasta el último rincón del Foro Sol, mientras que “God is Dead?” y “Dirty Woman” se convirtieron en el preámbulo perfecto para un final brutal.

Con la promesa de seguir tocando si se ponían lo suficientemente locos, Black Sabbath interpretó “Children of the Grave”, y tras abandonar uno a uno el escenario, el coro ¡Oe oe oe oe, Sabbath, Sabbath! incitado por el mismo Ozzy, fue entonado por los presentes hasta que con un reiterativo ademan de reverencia, la banda regresó para colocar la cereza al pastel con “Paranoid”.

Durante casi 2 horas, la legendaria banda de Birmingham entregó el resto de su energía a su fiel público mexicano, que devolvió con agradecimiento y admiración el esfuerzo en la apoteósica celebración que reunió a Osbourne, Iommi y Butler.

{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

REDACCIÓN:


Editorial

FOTO:

Osiris
Priego @osirispriego

No es una revista, es un movimiento.