72555
Linkin Park en la Arena Ciudad de México

Linkin Park en la Arena Ciudad de México

Michel
Trevilla

24/Jun/2015

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

Arena Ciudad de México

Artista(s)

De arenas, monstruos y recuerdos, Linkin Park en México.

¿Cómo olvidar tu primer concierto? Aquél para el que ahorraste por un año entero para comprar boletos en primera fila, o bien cediste a que tus padres te mandaran a gradas. Cuando te sumergiste en el mar de puestos ambulantes buscando la playera conmemorativa, negociaste con un revendedor y te tomaste una foto enfrente del venue. Inolvidable, como para muchos fue la presentación de Linkin Park en la Arena Cd. De México.

El recinto colocado en Azcapotzalco es el idóneo para vivir este tipo de experiencias. Por sus instalaciones y concepto recuerda un poco a los tiempos del rock de arenas o rock de estadios, donde todo gira en torno al artista en turno, no importando si estás en “cancha” o en la grada más apartada del escenario, es tu obligación rendir culto. Y cómo no hacerlo, si pagaste un boleto que osciló entre los 500 y los 3 mil pesos.

Caía la noche en el norte de la ciudad, los capitalinos que llegaban de todas partes de la urbe, se intentaban abrir paso entre el problemático camino a la arena, entre mercados y revendedores que aparecían desde la salida del Metro Ferrería (recién renombrado “Arena Cd. De México”).

Llegaron las 9 en punto y según lo acordado en el boleto, el momento en que la banda de Los Ángeles saltara al escenario, había llegado. Tuvieron que pasar 15 minutos para que eso sucediera. Mientras tanto, la Arena se iba poblando flojamente. Los gritos de ¡Linkin Park!, ¡Linkin Park!, creaban un ambiente ensordecedor que detonaba cuando el lugar se unía en una sola voz.

Uno por uno, salieron los integrantes de la banda, que celebraba su tour The Hunting Party. “Papercut” puso la piel chinita, aunque el primer golpe de autoridad lo dieron con la consentida “Given Up”. Es increíble la solidez, no solo en la ejecución instrumental, sino en la voz de Chester Bennington, resultando casi impecable, pese a que el audio del lugar no le hizo justicia del todo.

El show de Linkin Park se dividió en momentos, emociones. Como cuando sonó “Leave Out All The Rest” y las luces se volvieron tenues, el ambiente romántico y suave, mientras Chad se envolvía en la bandera mexicana. “New Divide” recobró la energía para cerrar con “Numb”, “In The End” y “Faint”. Mike Shinoda aprovechó para hablar de su proyecto alterno Fort Minor e interpretar su tema “Welcome”.

Después de un breve encore, LP concluyó con “Crawling”, “What I’ve Done” y “Bleed it Out”. Los de L.A. afianzaron su lugar como monstruos del rock con una presentación fuerte, limpia, una producción de primer nivel y una presencia en el escenario intimidante. Inolvidable, para los miles de fans que olvidaron que era martes, para dejarse envolver en una experiencia que quedará por siempre en su memoria.

REDACCIÓN:

Luis
Mata

FOTO:

Michel
Trevilla

No es una revista, es un movimiento.