Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

19677
Una noche atípica con The Maccabees

Una noche atípica con The Maccabees

Mario
Hernández @presentepasado

26/Feb/2013

Detalles
{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

Lunes por la noche podría ser el momento de mayor serenidad en la vida comúnmente ajetreada de la colonia Condesa, la noche de ayer, 25 de febrero, resultó entonces un caso especial, la poca afluencia de gente transitando por sus calles contrastaba de sobremanera con la multitud que poco a poco comenzaba a llenar de vida los alrededores del Plaza Condesa. El motivo, romper la rutina de la gran ciudad de México con la última presentación de la gira internacional de The Maccabees.

Alrededor de las 20:00 horas los primeros acordes de lo que se pronosticaba como una gran velada comenzaron a emanar del interior del recinto, el cuarteto Suave as Hell integrado por  Apache O'raspi (bajo y segunda voz), Francisco Atristain (batería), Juan Pablo Ramírez (guitarra y voz principal) y Omar Vega(órgano, guitarra y voz) fueron los encargados de dar la bienvenida al público con lo mejor de su repertorio. Con temas como "Maravillas" y "Desvanecer" los tapatíos prepararon el camino para lo que sería el gran espectáculo de la noche.

Quince minutos después de las 9:00 la oscuridad se apoderó del lugar, la mirada expectante y ansiosa de un Plaza Condesa prácticamente abarrotado se transformó en gritos de euforia, un ensordecedor estruendo dio la bienvenida a una las bandas más importantes de los últimos años en la escena musical británica.

The Maccabees saltó al escenario agitando los brazos y agradeciendo tal recibimiento. Uno por uno, cada integrante ocupó su lugar, “Hello, we are The Maccabees” en voz de Orlando Weeks arrancó una segunda ovación mientras comenzaron a retumbar los primeros acordes de "William Power", el espectáculo había comenzado.

“Buenas noches México” intervino nuevamente Weeks para dar paso y "Feel to Follow" que seguida de "Wall of Arms" y "Young Lions" pusieron a cantar y bailar a propios y extraños. Llegaba entonces el momento de continuar con la promoción del tercer álbum de estudio de la banda con temas como "Go" y "Forever I've Known", que fueron coreados por igual la multitud.

Explosividad y emotividad son un par de elementos característicos de la música de The Maccabees, uno de esos momentos especiales se detonó con algunos temas del Colour It In, para deleite del público Orlando Weeks en compañía de Rupert Jarvis los hermanos White y Sam Doyle interpretaron "First Love", "Precious Time" y X-Ray".

El recital continuó ahora intercalando temas del Wall Of Arms con canciones más recientes, transitando por "Can You Give It", "Child""No Kind Words" hasta llegar a otro de los momentos estelares de la noche cuando se comenzó a escuchar las primeras líneas de "Love You Better", en medio de la explosión de alegría transcurrían ya 60 minutos de concierto.

Era momento de tomar un respiro, agradecer nuevamente el cariño y presentar a cada uno de los miembros de la banda. Enseguida "Grew Up At The Night", último tema de los 13 que componen su más reciente material despidió momentáneamente a una de las bandas consentidas del público mexicano.

Momentos después y entre el unísono grito “The Maccabees” que retumbaba una y otra vez en las paredes del recinto, los londinenses regresaron al escenario, en esta ocasión comandados por Sam Doyle, que enfundado en la bandera de México se colocó detrás de su batería y comenzó a tocar "Toothpaste Kisses" y a continuación "Heaven".

Finalmente, "Pelican" primer sencillo de Given To The Wild fue el encargado de colocar la cereza del pastel a una emotiva presentación más de The Maccabees en nuestro país. Por último, Orlando Weeks emulando sus palabras durante su pasada presentación en la edición 2012 del Corona Capital, se despidió del público mexicano con la promesa de volver pronto.

De esta manera en punto de las 10:30 de la noche de ese atípico lunes en la Ciudad de México, el show llegó a su fin exactamente igual como dio inicio, ¡We are the Maccabees!

REDACCIÓN:


Editorial

FOTO:

Mario
Hernández @presentepasado