38233
La Hora del Diablo: Mayhem en Guadalajara

La Hora del Diablo: Mayhem en Guadalajara

Christian
Ferenc @Datagrave

25/Nov/2013

Detalles

El ritual de los domingos en Guadalajara pasó a nuevos niveles cuando se recibió por primera vez a una de las bandas pilares del black metal: The True Mayhem (o Mayhem para la gran mayoría). La banda noruega, especializada en causar polémica, pisó al fin suelo tapatío para brindar una hora de éxitos apabullantes a todos sus fieles seguidores quienes se reunieron en una bodega de Calle 2 para el negro ritual.

La cita indicaba que empezaría a las 7 p.m., pero por cuestiones desconocidas, el evento se atrasó más de la cuenta, logrando que por la misma zona convergieran por un rato los fans del británico James Blake (quien se presentaba en Teatro Estudio Cavaret) y los metaleros que esperaban impaciente entrar para apartar lugar.

No fue sino hasta las 9 p.m. que la gente comenzó a ingresar al lugar. Entre olor a tacos de asada y algunos puestos de discos y vinilos, 40 minutos después dio inicio la presentación de la primer banda llamada Non Mortis, que, francamente, generó más gritos negativos que positivos. Continuó Shemhamforash con mucho mejor recepción, pero que no se podría comparar con la entrega del público ante Black Torment. Inclusive, la banda se dio lujo de interpretar un cover a Sodom, que muchos no pudieron reconocer por la mala acústica del lugar.

Terminada la actuación de las bandas teloneras, los técnicos prepararon el escenario con cuatro cabezas de puerco reales, mantas con el logo de la banda y monitores frontales. Ya entrada la madrugada del lunes, al grito de “¡Mayhem! ¡Mayhem!”, las luces se apagaron y uno a uno la banda tomó escena: Nectrobutcher y el mismo Attila, quien vestía como si fuera un sacerdote satánico, fueron los últimos en salir para inmediatamente empezar con “Pagan Fears” y dar por iniciado este rito único en su tipo.

Con cerveza volando y un mini-slam, el público agradeció a los noruegos haber venido a la ciudad. Desde sus inicios, Mayhem ha estado involucrada en momentos que han marcado la historia de la música y a la fecha siguen causándolos. Su territorio siempre ha sido el europeo y en ocasiones el americano, pero ahora, por fin estaban en México, en una pequeña gira que alegó a más de uno.

“Buried by Time and Dust”, “Deathcrush” y “Ancient Skin” elevaron la energía no solo de los asistentes, sino del mismo evento. Para cuando llego “My Death”, el público se volvió loco, demostrando por qué el metal es un género dominante en México. Se escuchó un breve gracias por parte de Attila y la velada continuó como un golpe devastador con temas como “Time to Die”, “Freesing Moon” y “Carnage”.

Poco antes de las 2 de la madrugada, los noruegos se despidieron dando paso a los gritos de los asistentes que se negaban a aceptar que el concierto había terminado y debían emprender el regreso a casa. Este domingo 24, la hora del diablo se adelantó un poco más de lo normal, permitiendo que los demonios y espíritus de los bajos planos astrales dieran paso a Mayhem para que ofreciera una noche de esas que difícilmente se manifiestan en esta ciudad.

¡Salve, Oh Lord Obscuro! ¡Salve Mayhem!

{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

FOTO:

Christian
Ferenc @Datagrave

No es una revista, es un movimiento.