Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

35504
Kashmir: cuando dos amantes se encuentran

Kashmir: cuando dos amantes se encuentran

Mariel
A.M. @monophonicgirl

20/Oct/2013

Detalles

Oh, Kashmir ¿qué tan grande es el amor que este país tiene por ti? ¿Qué tan tangible y vivida es la pasión que la Ciudad de México y ustedes, oriundos de Copenhague, consuman en cada visita? Kasper, Mads, Asper y Henrik se reencontraron con su más fiel y entregado amante en todo el mundo durante otra bella noche sobre un escenario capitalino que nada podrá igualar. Otro encuentro que ni para aquellos que se desgarraron la garganta ni para los que tomaron sus distintos instrumentos soltando las notas de tantos temas que este país ama podrá olvidarse. Dos años parecieran poca cosa, pero cuando se trata de la espera a un amado, son una verdadera eternidad.

Una placa nueva bajo el brazo, E.A.R., que con todas las bondades de un disco de Kashmir, crece dentro del mediastino del escucha como una semilla que nace por los oídos y que, esperando a la llegada del detonante que es la presentación en vivo, florece y llena el corazón de sus frutos. “Blood Beach”, “Piece of the Sun” y “Pedestals” fueron recibidas como si se tratasen de clásicos temas que ya tuvieran tiempo dentro los favoritos de los presentes, pero sin duda, uno de los momentos que de tan solo recordar se enchina la piel fue la aparición de “Graceland”, tema de The Goodlife y que nunca antes había sido interpretada en nuestro país.

Griterío y brazos al aire, sonrisas y llanto, sí hay un espectáculo digno de verse de ambos lados es un show como el de Kashmir en México, porque son ya raros los conciertos donde la entrega es total, donde el celular está en la bolsa y las manos se usan para aplaudir.

Es de hacer mención que la banda es una verdadera agrupación de culto, y la considerable base de acólitos que tiene en México es un fenómeno incomprensible ya que después de Dinamarca y Alemania, este es el lugar con más seguidores de la banda, al grado que estos daneses ni siquiera tocan en Norteamérica o algunas partes de Europa por viajar desde Dinamarca hasta acá. Un amor tan raro es inequívocamente puro y se ve en el desenvolvimiento de los integrantes, “los daneses más sonrientes y sueltos del mundo”; juguetones y con ojos vidriosos “Melpomene”, “Rocket Brothers” y “Small Poem of Old Friend” deleitaron y coronaron una velada majestuosa en el Plaza Condesa.

Tras dos regresos al escenario con un aforo de obviamente localidades totalmente agotadas, Kashmir y Ciudad de México, los dos amantes que realizaron su sueño y añoranza de reencontrarse una realidad, se dejaron ir con el corazón en mano y voz afónica. Adiós Kashmir, regresa pronto. No te tardes. Cuídate. Te amo. 

{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

REDACCIÓN:


Editorial

FOTO:

Mariel
A.M. @monophonicgirl

No es una revista, es un movimiento.