Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

71331
Instinto: Bochorno y sonido latino

Instinto: Bochorno y sonido latino

Eduardo
Williams

06/Jun/2015

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

Foro Indie Rocks!

Red Bull Panamérika en conjunto con Indie Rocks! y Caballeros, preparó una noche especial con los más novedosos ritmos latinos para el primer jueves de junio de 2015.

Hay lluvia, tráfico, lo que parece una típica noche en vísperas de verano en la Ciudad de México. Esto se convertiría en una agradable noche tropical a cargo de  Búho, Siete catorce, Nicola Cruz  y Frikstailers, chamanes latinoamericanos que se encargarían de que el bochorno de la ciudad se sintiera como paraíso tropical.

Algunas personas se dieron cita en el foro a las 9 de la noche, aunque el evento se retrasaría y daría comienzo alrededor de las 10. Momentos antes de la presentación de Búho, nos encontrábamos con Marco, de  Siete Catorce, un productor veterano  en las tornas-frontera-gabacha, que comenta que, humanamente, está nervioso antes de subir al escenario.

El Búho fue el primer chamán de la noche, se apropió del foro con sus harpas, percusiones y claps charangueros. El ritual del Búho y su ingenuo sabor latino tropical calentó a los pocos asistentes que estaban en el lugar. Las luces anunciaban que la noche era joven aún, ya entrado el Búho la gente poco a poco a llenaba la planta baja del foro, empezando a charanguear y a soltar el step latino.

Pasos de baile con intensidad de negro gabacho pero con la única sensualidad que nos caracteriza. La sangre se preparaba para hervir... Sietecatorce, la parte oscura de la noche, intensificaría el sabor que Búho nos había brindado después de dejarnos con esa sensación de ensueño en playa caliente. Siete catorce, su mexican jungle bass y  su inconfundible ritmo chanranguero tribal de frontera, nos pondría a bailar intensamente por una hora, retumbando y haciéndonos sentir el estremecimiento de nuestra caja torácica navegando entre luces. Los asistentes al recinto se pusieron a bailar y entraban en una especie de trance al calor del paso de su ritmo, mismo que prepararía a la audiencia para el clímax de la noche.

El  telonero de , Nicola Cruz, sensación de la semana, hizo que se abarrotara el recinto. La noche y el bochorno ya estaban hirviendo. La sensualidad y la sangre caliente se hacían presentes al ritmo místico de Nicola. Los asistentes bailaban sin parar y sus fans se dieron a notar con el infumable y típico sonido de concierto: "¡Nícola hazme un hijo!".

El downstep místico peruano nos siscaba, el ecuatoriano y colibrí y  la voz contando la historia de una niña que nació del volcán fueron el clímax de la noche, dejando lo mejor para el final: los veteranos de Frikstailers, que con su inigualable sonido guarachero mexico-argentino, salido sus  DIY devices,  los  inigualables drisfraces, su gafas luminosoas y los ecos en las voces crearían la coalición con el sonido perfecto, haciendo que la noche terminara en fila de conga.

REDACCIÓN:

R.
J. M. M.

FOTO:

Eduardo
Williams

No es una revista, es un movimiento.