Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

9868
¡Hey, es Vicente Gayo!

¡Hey, es Vicente Gayo!

Javier
Rincón

23/Jul/2012

Detalles

Vicente Gayo se presentó el pasado viernes 20 de julio en El Imperialun lugar espléndido para concierto íntimos pero nunca débiles.

El telón del pequeño escenario se abrió alrededor de la media noche y cuatro jóvenes uniformados de negro y un gallo blanco en sus espaldas comenzaron a interpretar un tema de su último disco Despierta y vence. Esta canción tuvo como invitado especial a un amigo de la banda quien estuvo tocando la batería.

Viejas conocidas como "Regresar a cero" y "Rec Play Stop" fueron calentando ánimos en el público, quienes se dejaron llevar por los experimentos sonoros que tanto nos gustan. En un tono más tranquilo y reflexivo, canciones con una lírica que hablaba de los problemas que vive el país fueron escuchadas atentamente.

Después de algunos cambios de formación y superando problemas técnicos llegó el clímax del concierto. La banda interpretó los temas que los catapultaron a la elite de la escena independiente nacional. "Fin de transmisión" y "G-A-Y-O" fueron las encargadas de encender a los asistentes que se dieron cita en el lugar. Fue aquí cuando Alan, bajista y vocalista, se bajó del escenario para sentir en carne propia el ambiente que se vivía.

A pesar de lo que a mi parecer fue un concierto rápido y sin muchas variaciones, Vicente Gayo logró cumplir las expectativas sin llegar a destacarse como uno de sus mejores conciertos. Cerrando con "Laberinto", la agrupación se despidió de sus fieles seguidores agradeciéndoles el apoyo que tanto les han brindado.

Esta joven agrupación cuenta con un gran talento e idea, aunque todavía falta camino por recorrer, Vicente Gayo es una de las grandes promesas del rock nacional. Con su presentación en el pasado Vive Latino, nos demostraron que son capaces de presentar un show de alto nivel (musical y visualmente hablando) y llegar a los grandes escenarios sin miedo al fracaso.

Siempre experimentando, estos “científicos locos” capaces de sacar sonidos increíbles de juguetes infantiles, pusieron a bailar y gritar a todas las personas que se dieron cita en El Imperial.

REDACCIÓN:


Editorial

FOTO:

Javier
Rincón