Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

26396
Halestorm & Adrenaline Mob: Vástagos del Diablo

Halestorm & Adrenaline Mob: Vástagos del Diablo

Diego
Figueroa @halofive

13/Jun/2013

Detalles

Cartel de hard rock estelar de campeonato: Por un lado Halestorm, emergente y reconocida banda de Pennsylvania liderada por la carismática Lizzy Hale y por el otro, el súpergrupo Adrenaline Mob quien cuenta con miembros de Symphony X, Disturbed y Dream Theater.

Ambas bandas, a pesar de ser arquetípicas y predecibles al grado de bien ser mediáticamente aceptadas por la industria y hasta las mamás de sus seguidores, dieron sin duda un inolvidable concierto de pesadas guitarras, alaridos al vacío y muchas melenas al aire: hard Rock en su estado más puro y heavy metal sin pretensión o disfraces.

La presentación dio inicio con Adrenaline Mob, quienes al subir al escenario fueron recibidos por una ensordecedora ovación que rápidamente fue silenciada por pesados redobles de aquel que pareciera robarse toda la cámara: el idolatrado y referenciado Mike Portnoy, quien se encuentra justamente en su gira de despedida de la banda. Interpretaron lo mejor y más pesado de su repertorio como “Psychosane”, “Down the Floor” y “Believe Me”, los alaridos de Russell Allen, a pesar de llevar más de veinte años desgarrándose la garganta, aún recuerdan los mejores momentos de Doro, Halford y por supuesto, el papá de todos los presentes, Ronnie James Dio.

A pesar de no contar con un esperado solo de batería de Portnoy, la banda recayó más en los tradicionales solos de guitarra, las baladas con piano, y por supuesto, los covers, entre ellos una estridente versión de “Come Undone” de Duran Duran, para la cual invitaron a la estrella de la noche, Lizzy Hale, para los coros. Cubiertos de aplausosy puños al aire, la banda se despidió con el momento más memorable de su presentación, “The Mob Rules”, canción que les da nombre y que rinde tributo al fallecido icono del metal que fuera segundo, y a veces preferido sobre el original, vocalista de Black Sabbath.

Llegó el momento de los estelares, por los cuales se vio una considerable porción del quórum en tacones y peinado de salón, Lizzy Hale reapareció en el escenario para dar la bienvenida a los asistentes con su increíble y raspada voz que de manera casi inmediata, recibió ovaciones y aullidos en respuesta. Sin cuartel, sin perder el tiempo y demostrando por qué su acto tan meticulosamente ensayando les ha valido un espacio dentro de la peleada industria de las disqueras grandes, Halestorm interpretó loss sencillos “It’s Not You”, “Love Bites (So Do I)” y “Freak Like Me”, que desataron brincos (no muchos) y aullidos de las presentes como si estuviesen viendo al equivalente a la Lita Ford de su generación.

Agradecidos, juraron ser un privilegio y sueño personal tocar en nuestro país. Las caras de felicidad en sus integrantes, sobre todo en Lizzy, quién con sus manos hacía corazones y mandaba besos al público, denotaron un regocijo en la banda que se contagiaba y creaba un ambiente dentro del Salón José Cuervo que sin duda será recordado como un concierto que muchos no esperaban fuera tan especial.

Finalmente, dieron paso al hermano mejor de Lizzy, el maniático baterista Arejay Hale, quien además de brincar al mismo tiempo que tocar, usar las manos desnudas y hasta unas baquetas gigantes que le valieron una ovación que ya hubiera querido el mismo Portnoy, la banda interpretó el segundo tema que invocó al ausente Dio durante el pesado recital: “Straight Through The Heart”, que sonó no sólo impecable, sino totalmente revitalizada. No recibió los mismos gritos eufóricos que “Daughters of Darkness” y “I Get Off”, pero disipó cualquier duda de quién es el Diablo responsable de engendrar más y más bandas como estas.

La noche llegó a su fin con el éxito “I Miss The Misery”; entre besos y aplausos, Halestorm invitó a Adrenaline Mob al entarimado y se despidió del posiblemente  más eufórico y entregado público que verán en su carrera, prometiendo regresar cuantas veces se les sea posible, ya que según la misma Lizzy, habían encontrado su “hogar fuera de casa“. Sabrán ellos que tras una noche como esta, serán siempre bienvenidos. 

{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

REDACCIÓN:


Editorial

FOTO:

Diego
Figueroa @halofive

No es una revista, es un movimiento.