Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

35437
Goran Bregovic ¡A la Carga!

Goran Bregovic ¡A la Carga!

Cortesía
OCESA

19/Oct/2013

Detalles

El culpable y principal responsable que un volcán de bandas de balkan, gypsy y klezmer haya hecho erupción a principios de esta década regresó por fin a nuestra capital ¡Oh, el terror y la humanidad! ¿Quién no recuerda esos verdaderamente épicos conciertos en el Teatro de la Ciudad y la Plaza Santo Domingo? Más allá de presentaciones de Kusturica Gogol Bordello, dichos conciertos fueron tan pero tan intensos que toda una escena alrededor de su música que culminó hasta con un festival (Balagan Balkan) y la posibilidad de que otros actos como Shantel y Golem tuvieran una audiencia en nuestro país.

El Plaza Condesa se encontró a reventar sin cupo siquiera para un alma más y a pocos minutos de pasadas las 21 hrs, trompeta y saxofón arribaron no sobre el entarimado del foro sino detrás de la audiencia que, cual marcha fúnebre fueron pasando entre la gente hacia el escenario entonando las primeras notas de la noche. Una ovación ya rara en nuestro país, con un griterío que hasta enchinó la piel, recibió al nativo de Sarajevo y su Banda para Bodas y Funerales que sin perder tiempo gritó “¡Gas, Gas, Gas! que cual noticia de una muerte o cataclismo inminente, volvió loca a la gente que brincó de tal manera que el piso realmente temblaba, realmente uno temía por su vida de encontrarse en medio de dicha escena.

Presentando temas de su más reciente material (posiblemente el mejor de su carrera) titulado “Champagne for Gypsies”, Goran Bregovicpermaneció sentado con su guitarra y lap top al lado durante casi todo el recital mientras dejaba que la audiencia se desnudara y pisoteara durante más de dos horas “Ciribirella Ciribirella”, “Be That Man”, “Presidente”, “Hopa Cupa” “Quantum Utopia” y el tema que le da nombre al disco fueron recibidas con una efusividad imposible no contagiarse, imposible no unirse a la celebración y a los brincos; con cerveza en el cabello, el torso desnudo y los puños al aire la pista del Plaza Condesa bailó como nunca en mucho tiempo.

Los clásicos no podían faltar, y para la duración del show uno podría jurar que no faltó ninguno. En un inigualable frenesí sonaron “Ausencia”, “Bella Ciao”, “Maki Maki”, “Mesecina” y por supuesto “Kalashnikov” que reemplazando el grito de batalla serbio por un “¡A la carga!” la noche cerró con un “¡Sí no te vuelves loco, no eres normal!” por parte de Bregovic que agradecido y con la mano en el corazón una vez más se retiró de los escenarios mexicanos dejando una masacre tras de si ¡Boom! ¡Boom! ¡Boom! ¿cuántos más Goran? ¿cuántos más? 

{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

REDACCIÓN:


Editorial

FOTO:

Cortesía
OCESA