Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

89326
Eutanasia Festival 2016

Eutanasia Festival 2016

16/Mar/2016

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

¿No has escuchado de él? Te contamos qué tal estuvo el Eutanasia Festival.

En medio de un universo de nuevos sonidos, Eutanasia Records  sigue manteniéndose fiel a su propuesta de ambientes oscuros realizando el Eutanasia Festival el pasado sábado. Dicho evento apostó por grupos seminales dentro de la música electrónica, trayendo por primera vez a México a los alemanes de Armageddon Dildos (banda clave dentro del género EBM), Elegant Machinery y a Ruined Conflict.

Un escenario alto, con una enorme pantalla en la parte trasera aguardaba a todos aquellos que querían despojarse del frío bailando. Los encargados de abrir este festival fueron los estadounidenses de Ruined Conflict quienes por más de 30 minutos envolvieron el recinto, teniendo un invitado especial con el que exhortaron a todos los asistentes a levantar su puño en el aire y cantar United we stand and fall” canción en contra del gobierno opresor, ilustrando con imágenes de Anonymous.

Después de unos minutos, en lo que cambiaba equipo, la banda de synthpop originaria de Suecia, Elegant Machnery, se apropió del escenario. Con el carisma que lo representa, el vocalista Robert Enforsen explicó que sufría de asma y se encontraba un poco agitado, pero eso pareció olvidársele a la segunda canción. Los sintéticos y salpicados sonidos pop de Elegant Machinery acaloraron el torso y contorsionaron el cuello de sus fans, pero “Save Me” sin duda hizo retumbar el lugar con todos cantando el coro.

Para sorprender a todos sus fans, decidió invitar al escenario a Pascal Languirand (miembro de Trans-X) a quién elogió durante toda su actuación. Sonaron un par de sus nuevas canciones y para cerrar con broche de oro “Process” estalló como una bomba de energía, donde toda la pista se conectaba con el baile, permitiendo olvidar cualquier malestar o preocupación: simplemente se buscaba disfrutar de esos tres minutos.

El momento había llegado, todos estaban listos para escuchar el sonido duro y ametrallador de Armageddon Dildos. Con un incesante chequeo del audio, la espera llenó de ansias al público que se empujaba por estar en la primera fila. Silencio: la figura de Uwe Kanka se paraba frente al escenario con sus características botas, una chamarra con estampado militar y pantalones que simulaban piel negra.  Un estallido de gritos se desencadenó cuando este saludó a su audiencia. Con una agresividad maquinaria y sintetizadores punzantes, el alemán dio un latigazo de energía que provoco un slam infinito.

Saltando del escenario varias veces para cantar con el público, repartir besos entre sus fans y conectar con todos los que bailaban a su ritmo, Armageddon Dildos entregó todo de sí, a pesar de las fallas en el audio que ocurrieron, nunca perdió la actitud y aprovechó para presumir el español que había aprendido. “East West” , “Homicidial Maniac” y “House of Pain” fueron de entre todas sus canciones las qué más golpes al aire y baile desenfrenado provocaron, aunque complacieron manteniendo una presentación de más de una hora.

Eutanasia Festival

No es una revista, es un movimiento.