74120
Ely Guerra en el Lunario

Ely Guerra en el Lunario

Armando
Torres Saldaña

12/Jul/2015

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

Lunario del Auditorio Nacional

Artista(s)

Ely Guerra celebró 20 años de carrera con un gran concierto en el Lunario del Auditorio Nacional.

¿Se acuerdan que hace unos años había una rockera llamada Ely Guerra? Me parece que desapareció y dejo de albacea de sus canciones a una tal Ely Guerra alias "la cantautora", persona inédita que, usando como anzuelo el rock, nos atrapó a todos.

Ely está viviendo los mejores 40 años en nuestro país desde que Susana Zabaleta dejara el cuarto piso y pasara al quinto. Solo un piano y su voz bastaron para llenar el Lunario del Auditorio que, ademas, también se llenó de un público gustoso por la buena voz y belleza de la cantante.

Pasadas las 9:00 de la noche la cantautora salió, un intro de piano sirvió de introducción. Llegó y triunfó.

“Solamente una vez", interpretaba la cantante mientras enamoraba al Lunario. "Peligro" y "El Mar" llenaron de nostalgia al público que no dejaba de seguir con la mirada la belleza de Ely, que se movía de un lado al otro del escenario como si le costara quedarse quieta.
Ely Guerra lleva mucho tiempo en el negocio y sabe cómo conquistar a la gente, entre canción y canción hacía comentarios "picantes", donde mencionaba ex-amores y hazañas sexuales, mismos que eran recibidos con aplausos y risas.

"¿Por qué tendría que llorar por ti?" Fue una declaración al desamor, diciendo que no debes tirarte al piso cuando no vale la pena. "Colmena" y "Quiéreme mucho" sonaron y triunfaron en el Lunario, la noche estaba saliendo como Ely quería, con todos a sus pies.

A ritmo de tango interpretó "Júrame", canción que dio pie al famoso encore, aunque hubo quienes no se esperaron y emprendieron su regreso a casa. A su regreso al escenario, la cantante interpretó "Te amo, I love you" y "Ojos claros, labios rosas", esta última volvió loco al recinto y levantó los ánimos dándole fin a una noche mágica.

"El Origen" fue el nombre que le dio Ely Guerra a este show, me imagino que haciendo alusión a la manera en que nacen sus canciones, con un piano y una voz, ¿o acaso se necesita de algo más? La gente salió satisfecha, demostrando que no se necesitan “guitarrazos” y “tarolazos” para hacer un gran espectáculo. Lo único que realmente es necesario es un piano, una voz y un público que te ame y de todo por ti.

REDACCIÓN:

Ruy
Martínez

FOTO:

Armando
Torres Saldaña

No es una revista, es un movimiento.