52336
Dichosos los invitados a la noche de Lost Acapulco

Dichosos los invitados a la noche de Lost Acapulco

Viridiana
Lazarini @Vir_y

27/Jul/2014

Detalles

Por alguna razón, las noches son impredecibles, misteriosas, mágicas y no había motivo para que la que se vivió en el Lunario del Auditorio Nacional no contará con esos ingredientes. Alguna vez Sabo Romo dijo “El surf es fácil de tocar pero difícil de interpretar”; los asistentes al recinto no tendrían que preocuparse de ello, puesto que quienes serían los protagonistas de la velada son la máxima Institución del surf mexicano.

Puntuales a su cita y con el foro prácticamente lleno, las luces se pagaron. Una melodía que jazzeaba puso a todo mundo de pie y la legendaria voz Armando Gaytán (el mismo de la lucha libre) presentó a cada uno de los integrantes: Warpig, Crunchy, El Sr. Ramírez y el Reverendo fueron apareciendo en el escenario y tomando su lugar; Lost Acapulco iniciaba su fiesta.

“Por un Tubo”, “Escape de Santa Martha” y El Garage de Gina Monster” le dieron la bienvenida a los frenéticos asistentes que poco a poco calentaban ánimos cuando después de “No Chille”, la banda bajó del escenario. Las pantallas anunciaban que la primera caída había terminado, se preparaba la primera sorpresa de la noche y todo mundo parecía saberlo.

No pasó mucho tiempo para que Lost Acapulco regresará pero ahora con un integrante más, Chavo de Austin TV, Todos sentados, con excepción del Warping, que estaba de pie detrás de una pequeña batería, el grupo interpretó versiones acústicas de sus canciones, sorprendiendo al público que quedó muy satisfecho al escuchar “Málaga Storm” y “Calaveras del Justicio”, entre otras, como nunca las habían escuchado y probablemente nunca volverán a escuchar.

La banda bajó de nuevo para iniciar con la tercera parte de un show que iba de menos a más. Después de volver a tomar el escenario y empezar con nuevas canciones, la bomba que se había preparado lentamente estalló al sonar “Surf Mongol”, “Frenesick” y “Vampiro”. El momento justo para otra sorpresa había llegado y una sección de metales se acomodó en una esquina e hicieron sonar la mejor versión de “S.P.Y.C.A.M.”, “Tangatutanga” y “Terremoto”, trayendo consigo el clímax del concierto.

Enmascarados, pequeños en los hombros de sus papás y todo el respetable gritaron “Ahuevo” para obtener como respuesta el clásico de Los Saicos “Demolición”. De nueva cuenta, Lost Acapulco se despidió, pero volvió a los pocos minutos para coronar una noche superlativa con “Somos Los Acapulco” y “Olvidemos el Romance”, durante la que un grupo de chicas fueron cargadas, recordándonos que estábamos escuchando la mejor banda sonora para surfear las olas de la vida.

{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

REDACCIÓN:


Editorial

FOTO:

Viridiana
Lazarini @Vir_y

No es una revista, es un movimiento.