110905
Dashboard Confessional en El Plaza Condesa

Dashboard Confessional en El Plaza Condesa

Diego
Figueroa

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

El Plaza Condesa

Artista(s)

Noche de nostalgia adolescente con Dashboard Confessional.

Los músicos originarios de Boca Ratón, Florida, se presentaron en la Ciudad de México por segundo año consecutivo. En 2016 tocaron en el Corona Capital y dejaron la promesa de regresar a dar un show más íntimo para los fans que querían verlos tocar viejas canciones y más tiempo. Esta vez, la cita con Dashboard Confessional fue en El Plaza Condesa.

La noche del sábado 20 de mayo fue testigo de un show nostálgico. Chris Carraba y John Lefler en sus respectivas guitarras; Scott Shoembeck en el bajo; y, Mike Marsh en la batería se encargaron de transportar al pasado a toda una generación. Para el aforo de este lugar había poca gente en el recinto, pero se respiraba un aire de complicidad: tatuajes, playeras negras y chamarras de mezclilla.

Todos estábamos ahí, esperando ver un show con mucho valor sentimental. Eso es Dashboard Confessional para los que crecimos escuchando lo que Chris Carraba tenía que decir sobre el amor, la vida, sus propios miedos y, la soledad.

Este frontman es impresionante, su poderío vocal dejó atónitos a todos los presentes desde que inició el show, seduciendo al público únicamente con su Fender Telecaster vieja y su voz. Un público que cantó el set completo y no dejó de aplaudir cada que Carraba nos mostraba la fuerza vocal que tiene.

A la mitad del set, los demás músicos dejaron a Carraba solo en el escenario con un programa de tres canciones, el momento más íntimo de la noche. Con “The Places You Have Come To Fear The Most”, “Ghost Of A Good Thing” y “The Swiss Army Romance” se consagró la noche. Dejó satisfechos a todos los escuchas de las viejas canciones.

Su playera de Black Flag y los tatuajes en los brazos son dos cosas que identifican a Chris. El punk es algo que a muchos de los presentes les cambió la vida. Esa parte de la vida en la que te enamoras y te rompen el corazón es la que él ha plasmado en toda su carrera. Me atrevo a afirmar que muchos de los asistentes al venue lloraron en sus habitaciones con un disco de esta banda a mediados de la década del dos mil; incluyéndome, por supuesto.

Se podía sentir la nostalgia teenager. Muchos de los presenten escucharon a esta banda cuando iban creciendo, en una época menos complicada y completamente diferente. Cuando MTV y los Unplugged’s todavía tenían la esperanza de ser grabaciones míticas.

Como dato fuera del contexto musical, la banda se pronunció contra Donald Trump con un track nuevo llamado “We Fight”, mismo que vendrá incluido en su nuevo disco. “I Hate That Guy”, fue lo que dijo el vocal a sus escuchas sobre su gobernante, antes de tocar la nueva canción.

 

Después el encore, “Hands Down” fue la canción con la que se despidieron y sellaron la noche. Enérgico y emotivo fue el cierre del gig para todos los presentes; las baquetas y las picks volaron hacia la gente. Dashboard Confessional dijo adiós con las promesa de regresar al país muchas veces más.

No es una revista, es un movimiento.