Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

32415
Cults: Lesley Gore en drogas

Cults: Lesley Gore en drogas

Osiris
Priego @osirispriego

07/Sep/2013

Detalles

Como sí se tratase de una tóxica nube de caramelo que llenó los pulmones de los presentes en el Foro Reforma la pasada noche de viernes, el dueto neoyorkino, Cults, ofreció su primer concierto en la ciudad de México frente a un desinteresado y a la vez bastante complaciente público durante apenas cincuenta minutos.

Antes de que los estelares tomaran la escena, CLUBZ, banda originaria de Monterrey de la que nadie había oído hablar, nadie tenía pruebas de que siquiera existieran antes de este show y seguramente son un producto prefabricado, interpretó su genérico rock pop electrónico que pasó sin pena ni gloria, ya que la gente estaba más preocupada por la barra libre que por prestarles atención.

Pasada la media noche, con apenas un álbum, pero una enorme carga mediática detrás, Cults dio inicio a una cautivante y caramelizada presentación para los pocos que prestamos atención; mientras más del 80% del público platicaba, los que concentramos nuestra mirada y oído al conjuntointegrado por Madeleine y Brian, disfrutamos algo que bien se podría resumir en la frase "Lesley Gore en drogas". Una línea de bajo y batería de lo más elemental, específicamente emulando el bubble gum de los 60's como The Archies, Frankie Avalon y Diana Dors, fue envuelta en una compleja y elaborada capa de dream pop que es tan predecible como fresca, saludable y melodiosa.

La dulce voz de Madeleine en “Abducted”, “You Know What I Mean” y “Oh My God” enganchan, no se necesita tener un bagaje musical de academia, sino el pegajoso pop rock que hace cinco décadas le valió estatus de culto a una serie de cantantes y agrupaciones y que es traído a la contemporaneidad de una manera brillante y magistralmente ejecutada en vivo. Sí bien grupos como Sleigh Bells, Florence & The Machine y Summer Camp parecen más un teatro de falsedad y pretensión que una propuesta, el concierto de Cults no tuvo un momento en que pareciera una mímica o que el gusto de estar sobre un escenario faltase de credibilidad. Un bello y honesto concierto estaba sucediendo mientras otros derramaban whisky sobre sus tacones.

Pasados 50 minutos, la banda dejó el escenario para un DJ set de Marcela y Priscila de Quiero Club, que entre high energy, techno e inglés de Harmon Hall, invitaron a que la gente se retirara en camadas sin importar lo borracho que se estuviera.

{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

REDACCIÓN:


Editorial

FOTO:

Osiris
Priego @osirispriego

No es una revista, es un movimiento.