Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

49297
Crystal Fighters: cuando la segunda vez se siente como la primera

Crystal Fighters: cuando la segunda vez se siente como la primera

Alberto
Corona @eltaviz

31/May/2014

Detalles

Tres años transcurrieron para que estos ingleses con raíces españolas regresaran al DF. La espera terminó cuando se abrieron las puertas del José Cuervo, al cual accesaron tanto seguidores nuevos como viejos, sin dejar de lado a los asistentes estándares que, pese a la lluvia, mantuvieron su curiosidad o ferviente admiración por la banda y llegaron al recinto puntualmente.

El reloj apuntaba las 9:10 y Haciendo el Mal tomó posesión de aquél escenario ambientado  bajo un estilo jungla/cueva, con la interpretación de temas conocidos y algunos nuevos. Normalmente en casi todos los conciertos de grupos extranjeros, al telonero siempre le toca recibir los desdenes del público, pero anoche fue la excepción, la gente coreaba sus canciones, los conocía,  incluso había pancartas en su honor, lo que es de sorprender.

Una hora diez minutos después, por fin, la impaciencia sucumbió con “Solar System”, gritos, brincos, euforia por doquier, toda una emoción disuelta en sudor y empujones al ritmo de los acordes de Crystal Fighters, quienes  continuaron con “Follow”, “LA Calling” y “At Home”. Sebastian, cantaba con una mano en el micrófono y otra con una bandera de México, bailó sin parar, agitando su estandarte continuamente a manera de complicidad con los presentes.

Inesperadamente, sonó “Love Is All I Got”, sencillo aparentemente poco popular, ya que sólo algunos se emocionaron al oírla; continuó “Champion Sound” y “Bridge of Bones”, al término de ésta, Graham dirigió unas palabras, expresando su agradecimiento y pidiendo un “grito de buena vibra”, para que todo el mundo lo escuchase pues el amor, la fuerza y felicidad, eran el objetivo principal a transmitir durante su gira Cave Rave.  Ya con la atmósfera afectiva, se escucharon “You & I”, “Love Natural”, “No Man” y “Plage”.

Pasadas las 11, sobrevino una pausa al concierto, acompañada por un solo del baterista Andrea Marongiu. El cuarteto regresó para tocar “Are We One”, “In The Summer”, “I Do This Everyday” y  “Separator”, mismo que dio paso a al único encore. Ya con las luces apagadas, todos, absolutamente todos aclamaban “I Love London”, aplausos, gritos y silbidos tarareando “Cielito Lindo”. De pronto, se encendieron las luces, todas aquellas deslumbradas miradas vieron su deseo cumplirse.

La noche culminó con “Xtatic Truth”, tema que dejó sin aliento, pero con un muy buen sabor de boca. Así,  recíprocamente agradecidos, satisfechos, Crystal Fighters superó de sobremanera su show tiempo atrás en Pasagüero, bajo una celebración digna de presenciar, de disfrutar hasta el último instante, que refuerza su crecimiento artístico y entrega en cada presentación.

{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

REDACCIÓN:


Editorial

FOTO:

Alberto
Corona @eltaviz

No es una revista, es un movimiento.