75364
Circa Survive en El Plaza Condesa

Circa Survive en El Plaza Condesa

Osiris
Priego

26/Jul/2015

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

El Plaza Condesa

Artista(s)

Una invitación al sobrio y enérgico mundo de Circa Survive.

No hay manera de no quedar sorprendido por el desempeño de Circa Survive arriba del escenario. Anthony Green es un auténtico frontman que sabe ocupar y llenar los espacios arriba de las tarimas, y todos y cada uno de los miembros de la banda, aunque con un desenvolvimiento más sobrio, ejecutan su instrumento de forma sobresaliente. No hay manera, insisto, de afirmar que la primera visita de Circa Survive a México no haya sido uno de los mejores conciertos vistos este año en la ciudad.

Fueron los capitalinos de No Somos Marineros quienes iniciaron todo cuando aún había mucha tarde y poco público. Lamentable situación que sin embargo no mermó el desempeño de los marineros: notable. A ellos les siguieron los siempre enérgicos y potentes Joliette, quienes han tenido un 2015 bastante movido que les ha ganado un rol protagónico en la escena (es momento de que se consagren, muchachos).  El tercer y último acto fue de Thermo, en cuya alineación ya se encuentra Kirby, tras la fractura en su mano derecha. No hubo dudas: la elección de bandas teloneras para Circa Survive fue certera y efectiva.

Para cuando las luces se volvieron a prender, de fondo se percibía la melodía que sirve de intro en Juturna, el primer disco de Circa Survive lanzado hace 10 años. Un Anthony visiblemente complacido por la bienvenida que el público le da a la banda,  se adueña del micrófono para lanzarnos un come, come… con un ademán que invitaba a ser parte de ellos. Come, come… Los acordes de “Holding Someone’s Hair Back” volvieron ciertas las suposiciones: Circa Survive modificó su set para iniciar la noche con el primer track de su primer álbum y dar así un recorrido total por su historia. La invitación había sido aceptada.

Performance sencillo sin parafernalia ni grandes efectos de luces, ni con un una manta que indicara el nombre de la agrupación y adornara el fondo del escenario. Sólo los cinco integrantes y la música que realizan. Y si bien el desempeño de la banda es más bien sobrio, discreto y en ocasiones hasta frío, basta ver los frenéticos movimientos de su frontman para comprobar que la conexión entre ellos es total, y que es arriba del escenario donde mejor fluyen.

Durante toda la noche Green repitió las palabras con las que respondió a la bienvenida del público: come, come...  Una invitación a ser parte de ellos, de su mundo: come, come…. Y al final, cuando se apagó el último eco de los acordes y las luces se encendieron para no volverse a apagar, no existió duda alguna de que, en efecto, habíamos sido parte de Circa Survive.

REDACCIÓN:

Joel
Sebastián

FOTO:

Osiris
Priego