182590
Chad Vangaalen show en línea

Chad Vangaalen show en línea

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

#QuédateEnCasa

Artista(s)

Una experiencia multisensorial que apapachó a los sentidos.

El 2020 nos apaleó a todos, pero algunos decidieron convertir esa energía negativa en algo que pudiera darle la vuelta, que inspirara, pero sobre todo, que pudiéramos disfrutar muy a pesar de las circunstancias particulares y globales. Chad Vangaalen lo logró que su más reciente álbum World’s Most Stressed Out Gardener.

Y justo para darle la bienvenida a este delicioso disco, Vangaalen se aventó un livestreaming soñado, no solo por la belleza de su música, sino también porque era tal cual vivir un sueño: su melodiosa voz, su gran instrumentación, que si bien no era una gran orquesta, con poco nos hizo viajar a otros planos.

Este livestream no fue show con multicámaras donde pudieras “imaginar” que estabas en el recinto echando chela y dándole codazos a los de al lado. No, este fue un show totalmente imaginado y creado para que te sintieras inmerso en la experiencia, como deberían ser los livestreams. Nadie podrá emular la sensación de un show en vivo, pero sí pueden regalarnos experiencias como esta, en donde el espectador se pierde no solo en la música, sino también en los visuales.

Uno de los puntos altos fue “Samurai Sword” de su nuevo álbum, uno de los mejores ejemplos de cómo se trata la experimentación en la música, y que en este show le dio el toque de rock psicodélico que estábamos esperando.

Chad Vangaalen 6

Y esto no fue solo para disfrutar de las canciones nuevas, esto también significó ver Chad Vangaalen en todo su esplendor incluyendo un jam session improvisado con Chris Dadge, lo que fue una goazada para los sentidos.

Además de deleitarnos con sus sonidos, pudimos echarle un buen ojo a sus instrumentos y sus consolas, un recorrido muy cercano y de la mano del mismo músico, algo que en definitiva no podemos disfrutar en vivo.

Otro toque particular de este show fueron las animaciones que acompañaban cada corte o colaboración. Cada uno era presentado por una ilustración para pasar a la rola o si bien a algún corto o animación que te transportaba totalmente al mood de la canción.

Y como cereza de este pastel multisensorial fueron los covers… Una aparición de Roy Orbison fue un lujo, pero probablemente la más desgarradora del show fue el cover de "Love Hurts" de Nazareth.

Chad Vangaalen 4

Un show que sin duda fue un gran viaje, llevándonos a momentos y lugares inesperados, y algunos otros sorprendentes, teniendo como clímax la experimentación y sobre todo, el poder ver el talento salir por los poros a grandes músicos.

Si bien fue un show ajustado a esta nueva normalidad, nunca dejó de ser atractivo para el fan, ni tampoco se perdió la intimidad y lo acogedora que puede llegar a ser la música de Vangaalen. Pero sí hay un gran pero… es probable que si no eres fan de su música pudieras haberte perdido en el caos sónico.

En definitiva, los shows están en una evolución constante y si bien estamos ansiosos por volver a gritar a todo pulmón desde la barricada, las propuestas de livestreaming como estas siempre son bienvenidas, sobre todo para compartir con el mundo al mismo tiempo lo que verdaderamente es disfrutar la música en todos los formatos.

 

No es una revista, es un movimiento.