Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

48183
Capital Cities: Entre bailes y música para papás

Capital Cities: Entre bailes y música para papás

Cortesía
OCESA

13/May/2014

Detalles

Aún no daban las ocho de la noche cuando varios grupitos de  jóvenes, e incluso uno que otro niño acompañado por su hermano mayor o sus papás, esperaban en el José Cuervo Salón.

En el momento en que se apagaron las luces se escucharon gritos, sin embargo, apenas era el turno de Technicolor Fabrics, el quinteto originario de Guadalajara que fungió como telonero. La banda tocó durante media hora y cumplió el objetivo: prender a la audiencia. Cuando su vocalista, Juan Pablo Corcuera, pidió que gritaran muy fuerte, la gente obedeció y hubo momentos en los que todos levantaron las manos para moverlas al ritmo de la música. Un detalle entre simpático y molesto fue el sonido del carrito del vendedor de  helados, que no paraba de hacer sonar sus campanas.

Tras la participación de los tapatíos, la fiesta se interrumpió y empezó a sonar música de fondo, ante lo que los asistentes demostraron que en verdad tenían ganas de fiesta y cuando comenzó a sonar "L.O.V.E.", todos  corearon “L, is for the way you look at me…”. Entonces sucedió lo que todos esperaban: Capital Cities apareció en el escenario. La gente enloqueció, y aunque en su mayoría el público estaba conformado por personas que nacieron después de 1990, eso no impidió que corearan covers de la década de los 70 y 80.

La primera rola que tocaron fue “Kangaroo Court” que, con ese coro infeccioso, fue ideal para inicar la noche con el pie derecho. Al acabar, Ryan Merchant preguntó en un español con un poco de acento: "¿Cómo están? ¿Bieeeen?", frase que le ganó aplausos mezclados con eufóricos gritos.

La noche continuó con canciones como “Origami” y "Patience Gets Us Nowhere Fast", tras las cuales el dúo enseñó al público un par de pasos de baile: algo así como aplauso, aplauso doble, vuelta. Para ese punto, la fiesta estaba en su punto más alto y el José Cuervo Salón era una auténticapista de baile.

Las canciones que sonaron en ese momento fueron "Farah Fawcett"  (una de las más coreadas) y “Stayin' Alive”, de los Bee Gees.  Parecía que la gente no podía estar más prendida pero entonces tocaron "I Sold My Bed, But Not My Stereo”, uno de sus grandes éxitos, y "Nothing Compares to You", la nota dulce del evento.

El concierto estaba a punto de finalizar para cuando tocaron "Safe and Sound”, el himno de la noche. Con los primeros acordes, hasta los empleados del establecimiento corrieron para escucharla, mientras que varias mujeres se subieron a los hombros de sus acompañantes para poder ver mejor. Literalmente, el 99% de los presentes cantaron el hit y el momento fue por demás conmovedor. El aplauso y los gritos duraron varios segundos y Simonian incluso bajó a saludar a sus fans.

Para cerrar tocaron “Holiday”, cover a la canción de Madonna,  y luego un remix a "Safe and Sound”, para el que invitaron a la gente a mover su ropa en el aire como ya habían hecho en el Corona Capital pasado. 

{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

REDACCIÓN:


Editorial

FOTO:

Cortesía
OCESA

No es una revista, es un movimiento.