69236
Boiler Room Uncover Sessions

Boiler Room Uncover Sessions

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

En el 2010, con una pequeña cámara web encintada en la pared de un viejo almacén del East End, y gracias al ingenio de Blaise Bellville, joven inglés de apenas 26 años, nace en Londres el concepto de Boiler Room.

boiler

La idea fundamental de estos peculiares desenfrenos nocturnos, consiste en mostrar en live streaming, a las mejores propuestas de la música electrónica underground y de culto tocando para un público selecto sin una tarima de por medio. ¿El escenario? Lugares extraños y poco convencionales que pueden ir desde una lujosa suite de hotel, hasta un bodegón abandonado.

La noche de ayer tuvimos la oportunidad de presenciar una de estas míticas fiestas bajo el concepto de UNCOVER SESSIONS. De una forma poco tradicional (para estar a tono con nuestro evento), les mostramos paso a paso lo que sucedió en nuestro primer Boiler Room.

22.00. Una bodega a media luz nos recibe y lo primero que se hace notar son dos pequeños escenarios. El primero, emulando un pedazo de selva tropical, contiene entre su verdor un formato que presagia un set de música en vivo, mientras que el segundo nos muestra la imagen icónica del Boiler Room con las tornamesas dispuestas al ras del suelo y un sinnúmero de cámaras listas para el momento. En el acceso la gente se aglutina, la bebida corre gratuita y sin límite, todo está dispuesto a la perfección para que la magia ocurra.

22:42 Schez entra a escena. Con un set ambiental que va creciendo de a poco, el dj y productor nos invita al movimiento durante una hora sin lograr del todo que aflojemos el cuerpo.

23:46. Es el turno de Lao. Para este punto la multitud se muestra más suelta en la pista de baile. El dj luce animado sintiendo la reacción de la gente codo a codo, y en un ambiente permeado por el techno, el dub y ritmos latinos, los cuerpos danzando elevan el tono. Aunque aún no ha llegado el punto detonante.

24:45 The/Das, banda originaria de Alemania está lista para iniciar su set en medio de la vegetación. Al tratarse de una propuesta con elementos de música en vivo venida de uno de los nichos de la música electrónica, nuestra expectativa es grande, pero al final su presentación termina por ser demasiado larga y repetitiva, cortando un poco el humor de la fiesta.

01:50. Bostich +Fussible, llegan a salvar la noche sacudiendo el letargo de los asistentes con un set que devuelve la vida a nuestro cuerpo, y de pronto, en un segundo aire, la audiencia se deja poseer por el ritmo que fluye hasta altas horas de la madrugada.

2:40 Nosotros volvemos a casa pensando en el Bolier Room como un espacio ideal no sólo para conocer propuestas musicales, sino un extravagante escaparate para relacionarte con los otros y desenfadarte, una ventana donde lo público se vuelve íntimo y viceversa. Aunque debemos confesar que nos hubiera gustado bailar sin parar desde el principio.

No es una revista, es un movimiento.