39068
Besos y baile en la noche de los Tacvbos

Besos y baile en la noche de los Tacvbos

Pablo
Navarrete @pabnavarrete

08/Dic/2013

Detalles

Alguna vez escuché a alguien pedir instrucciones para llegar a un concierto y le respondieron: "cuando veas un montón de chavos, síguelos", pero la noche de ayer, tanto en transporte público o privado, eso no aplicó. Café Tacvba es una de las bandas mexicanas que más atrae gente; algunos pueden pensar que ya llegó el momento de retirarse, mientras otros esperan que nunca llegue, pero de que los conoces, los conoces. La entrada al Palacio de los Deportes estaba repleta de gente, desde niños hasta adultos mayores, grupos de amigos, parejas y personas solas que terminaron con amigos.

La noche prometía ser espectacular: era el cierre del tour y los boletos se habían agotado. Con un retraso de media hora, las luces se apagaron y empezaron los acordes de "Pájaros", los cuales se ahogaron entre los aplausos y gritos de quienes seguían el ritmo de la canción. Y así, sin hablar, la banda siguió con "El Aparato", "El Baile y el Salón" y "Como Te Extraño" dejando escuchar entre aplausos y el clásico paparupapa eueo a Rubén diciendo "chingón que se la estén pasando poca madre".

La fiesta siguió con "Las flores", "El Río", la sorpresiva "Trópico de Cáncer", "De este lado del camino", las que cada uno de los integrantes derrochó talento: Enrique con un contrabajo, Joselo con su guitarra y Meme con "Aviéntame".

Así empezó un set prácticamente dedicado al agua, "Pez", "Olita de Altamar" y "Espuma" transformaron al Palacio en un lugar azul y morado, con lásers y burbujas que salían de todos lados, elementos sorpresa que mantuvieron al público maravillado hasta que el tradicional baile al final de "Déjate Caer" y "Chilanga Banda" regresaron a la realidad a quienes seguían atrapando luces.

Ya habían pasado casi dos horas y media, por lo que Café Tacvba anunciaba su despedida. Un tanto calmadas después del slam de las canciones anteriores, pero igual de bien recibidas, sonaron "Yo Busco", "Tan Mal" y "Volcán" antes de volver a dejar al Palacio en penumbras. La gente silbaba, otros gritaban y algunos brincaban con la intención de hacer cimbrar hasta el último rincón del lugar; aún así, nadie se movió. Pasaron cerca de 5 minutos para que los tacvbos volvieran a salir y lo hicieron ofreciendo las canciones más coreadas de la noche, tarea que parecía imposible después de que durante todo el set anterior, cada una de las canciones recibieron su respectivo acompañamiento vocal por parte del público.

"Eres", "Aprovéchate" y "Esa noche" provocaron besos, abrazos y unas cuantas lágrimas de corazones rotos. Ya con "María", la banda sólo escuchaba al público cantar, hasta que de nuevo fue tiempo de bailar y slamear cuando sonaron "Ingrata", "El Fin de la Infancia" y "La Chica Banda" para cerrar con "El Puñal y el Corazón".

Aunque en algunas piezas el sonido no era tan bueno, el show fue especial: un gran set de 33 canciones que recorrieron la discografía de la banda y Rubén que bien pudo haber generado un TT de tantas veces que dijo "muchas gracias muchachos". Café Tacvba dejó lo mejor en el escenario, algo que el público agradecerá eternamente.

{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

REDACCIÓN:


Editorial

FOTO:

Pablo
Navarrete @pabnavarrete