77341
AXE DFX en SALA

AXE DFX en SALA

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

En la segunda edición de Axe DFX se presentó el debut de Totally Enormous Extinct Dinosaurs (T.E.E.D.) en el D.F.

Este definitivamente resulta un evento con verdadera motivación de innovar. Una fiesta, naturalmente, tiene presentes factores como música y espacio; el aspecto visual, aunque maneje una importancia base, puede aplicar muchas alternativas que logren un mayor impacto en el público.

Acoplar SALA para que fuese una pequeña reproducción de lo que los organizadores hicieron hace un año, fue una buena elección en cuanto a lo que se reproducía en los sets y el impacto automático en la gente, pero lo que se llevó toda la atención (por lo menos a lo largo de toda la noche), fue el mapping que, aunque el año pasado usó un modelo parecido que encajó perfectamente con Matías Aguayo y compañeros del label Cómeme, no se parecía en lo absoluto, lo cual habla de un interés real en darle un peso importante a la experiencia visual en los eventos de AXE.

Lao y Shlohmo como warm-up cumplieron, sin dejar atrás el gran contraste que existió no solo en sus sets de canción a canción, si no de ellos dos a T.E.E.D. y Löffler, pero mucha gente disfrutó escuchar una versión ligeramente trap de "No Scrubs" de TLC. La diversidad de una a otra de sus canciones en el set tampoco estuvo mal, pero pasar de un gran tema con elementos que definitivamente sonaban a house con un gran build-up y matarla con trap... puede hacerte tropezar un poco.

Sobrará decir que T.E.E.D era lo más esperado (sin restar importancia a los demás presentadores), y aunque haya sido DJ SET, la gente disfrutó al máximo cada canción (un pequeño problema con el audio recién empezado su set distrajo muchísimo, pero logró recuperarse). "Garden" fue la sorpresa, era de anticiparse que al menos escogería una canción self-produced en su set, pero que haya sido "Garden" logró bastante euforia, llegando después de un set con bastantes indicadores de deep house (no se asocie automáticamente deep house con cualquier cosa pegajosa, ya que tiene un trasfondo bastante importante el qué es bien hecho; ejemplo Kerri Chandler, old school /  Daniel Avery, actual).

En general un evento, independientemente de que sea su segunda edición, que demuestra que aún tiene mucho por presentar y al que debemos respetar mucho por la importancia estética que le dan al aspecto visual en sus presentaciones, no es sólo proyectar, es ambientar en general: música y visual, la armonía necesaria para que un evento se convierta en un éxito.

No es una revista, es un movimiento.