49264
Adanowsky: Miles de cogidas en un viernes de quincena

Adanowsky: Miles de cogidas en un viernes de quincena

Jesús
Cornejo @chuchotragaluz

31/May/2014

Detalles

Tras el calentamiento con la argentina Daniela Spalla, el tecladista de Adanowsky apareció para tocar “Welcome To My  World” y, sin mayor preámbulo, dar paso al resto de los músicos: dos coristas, un baterista, un bajista y un guitarrista.

Adán vestía pantalones blancos y un saco del mismo tono, sin camiseta abajo. Con los labios pintados de rojo, la primera canción que interpretó fue “Get up and Fight”, seguida por “Dancing To The Radio”, “I Don't Love you”, “J'Aime Tes Genoux” y “Crossing The Line”.

Jodorowsky agradeció estar en México y dijo: “Es quincena. Les pagaron, ¿no? Así que hay algo positivo. Estamos aquí para romper las ilusiones de la vida cotidiana". A estas alturas, ya se había mostrado como todo un entertainer, sorprendiendo con las coreografías que realizó junto a las coristas, sus ya clásicos giros, una suerte de moonwalk y su mano en la pelvis al estilo Jackson.

Después tocó “You're My Lover”, tras la cual se quedó solo para recordar a Amador y al Ídolo, sus dos “amigos muertos”. Entonces comenzó a sonar “Me Siento Solo”, seguida por “Déjame llorar” en una entonación más cercana a las versiones de mariachi que a la de su propio disco. Finalmente, sus músicos reaparecieron para tocar “Estoy Mal”.

Jodorowsky dio por terminada la tristeza y continuó con “Orgasmic and Divine” y “Sexual Feeling”, para la cual explicó: “Todos somos productos de una cogida. Aquí veo miles de cogidas, así que aunque sus padres sean católicos, se echaron una pinche cogida. Ahora quiero que cuando Raúl haga su solo de guitarra, todos saltemos”.

Tras la serie de saltos se escuchó “Rock Me”, con una introducción más larga, y antes de que acabara los músicos dejaron solo al baterista, quien siguió tocando, para luego regresar y continuar con el mismo tema, al que le siguió  “Jump” de Van Halen interpretado por el guitarrista, puesto que Adán había a abandonado el escenario.

Con una chamarra de piel negra, Adanowsky reapareció para tocar “Would You Be Mine”, acompañada por la presentación de cada uno de sus músicos, quienes brillaron con sus respectivos solos y bailes. Después del encore, Jodorowsky se acercó al público, besó a un par de mujeres y sorprendió con la interpretación del tema Ghostbusters, con el que hizo bailar a todos. Finalmente salió y reapareció de nuevo con el saco blanco y cantó “Let's Bring It Back”.

Luego de 90 minutos de música, el cantante y sus carismáticos músicos se despidieron y abandonaron el lugar en medio de gritos de “otra, otra”.

{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

REDACCIÓN:


Editorial

FOTO:

Jesús
Cornejo @chuchotragaluz