Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

47596
UEI Festival 2014 - Día 3: Festival de las cancelaciones

UEI Festival 2014 - Día 3: Festival de las cancelaciones

Pablo
Navarrete @pabnavarrete

04/May/2014

Tercer y último día de la primer edición del UEI Festival… y de su historia, al parecer. En medio de una buena dosis de especulaciones por parte de prensa, artistas y colaboradores, cuyo tema recurrente era falta de pago a proveedores aparte de lo que era obvio para todos: la falta de público.

Lastimoso desenlace que truncó las actividades del sábado, que habían empezado tarde pero de buena forma en el Estadio de la Capilla con los DJs Fernando Blue Billie Mandoki, para después dar paso a uno de los actos más destacados del evento, Shock Bukara, un dinámico cuarteto que pasaba del rock a lo electrónico sin ningún problema. Era reconfortante escuchar una guitarra eléctrica después de varias horas de un permanente beat electrónico que estaba en todas partes.

Poco después vino I Can Chase Dragons, proyecto alterno de Julio Gudiño, vocalista de The Plastics Revolution, quien le entregó al público su versión de cálido pop experimental con un sabor especialmente tropical y psicodélico.

El componente ecológico del festival estaba presente con los stands que rodeaban al campo del estadio; desde algunos reconocidos y saludables puestos de comida como Falafelito y otras propuestas vegetarianas a negocios eco-friendly como Bamboo y Cine Móvil.

La organización Mexio también estaba presente ofreciendo talleres de elaboración de composta y macetas a base de periódicos reciclados y como parte del diseño del escenario estaban los mencionados mil garrafones de agua reciclados, que, a ojo de buen cubero parecían muchísimos menos. Con un característico color durazno que todos conocemos, el gesto parecía más un anuncio para reconocida marca de agua.

Poco antes de que se cortara fulminantemente el sonido y el ambiente, estuvieron tocando su funk electrónico los 3 MotherFunkers de Guadalajara, liderados por el autonombrado Primer Ministro del Funk, para después dar paso al último acto del UEI Festival, Mexican Dubweiser, un collage de disco-cumbia, vallenato, dubstep y hasta rock sesentero que era de lo que más había hecho bailar al ahora semi-nutrido público de algunas 200 o 300 personas.

Dubweiser no había terminado su set cuando vinieron órdenes de que parara, y así, sin más explicación por parte de los organizadores, especialmente para los asistentes que pagaron $400, $700, $1000 o hasta la insolente cantidad original de $1500, llegó a su fin el UEI Festival. Una propuesta que se quedó en el intento.

{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

REDACCIÓN:


Editorial

FOTO:

Pablo
Navarrete @pabnavarrete

No es una revista, es un movimiento.