Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

99886
Knotfest México 2016: Día 1

Knotfest México 2016: Día 1

Diego
Figueroa @halofive

16/Oct/2016

Así vivimos el primer día del Knotfest México 2016.

El infierno aguardaba como dictan las sangradas escrituras, en Toluca no hubo censura por este también llamado circo de los horrores. El astro rey con la amenaza latente de provocar una tormenta solar quemaba la piel cubierta de playeras negras.

Talento local para marcar territorio, S7N presentando temas de su gran reciente disco titulado Deadline. Attila para provocar el primer golpe de los foráneos que aterrizaron en México con la promesa de volvernos locos en la segunda edición de Knotfest.

Alesana para gritar por los viejos tiempos, The Black Dahlia Murder para comenzar con las verdaderas hostilidades, Devildriver al mando de Dez Fafara para imponer el primero grito de gloria: “Viva La México”, y sobrevivan todos aquellos que se arriesgan a ser parte del moshpit, que a la orden de la voz que impera, se abre para provocar un wall of death.

Visita obligada al museo de Slipknot para apreciar fetiches de su historia: sintetizadores violentados, los overoles cercenados por el movimiento constante, máscaras con cicatrices, amplificadores que un día reventaron debido a tantos decibeles.

El denso y envolvente sonido de Chevelle para calmar el ánimo, los juegos mecánicos para apaciguar la adrenalina, puestos de mercancía para adquirir un buen recuerdo, foodtrucks para calmar el hambre, Hatebreed rindiendo honores a Paul Gray y dejando de manifiesto con su potente actuación lo que dicta su tema más celebrado: “I Will Be Heard” para cerrar un gran set. Disturbed aplicando un certero golpe a todos esos fans que tanto tiempo habían esperado por ellos.

Finalmente, el reverendo Marilyn Manson ofreció una de las actuaciones más memorables de la jornada con un escenario sencillo donde la música nos transportó a su opus magna Antichrist Superstar desde el inicio: “Angel With Scrabled Wings” para comenzar la misa donde The God Of Fuck caminó entre las barricadas desatando las emociones incluso de algunos miembros del staff de seguridad local que sonreían ante su paso. “Sweet Dreams” y un enorme coro del público, Manson demostrando con sus galas Yves Saint Laurent, voz y actitud de ser uno de los últimos rocksars.

La biblia en llamas, “The Beautiful People” y una bandera mexicana con su logo en lugar del escudo fue el final perfecto para la ceremonia.

Sevendust resultaba una banda desconocida para algunos de los más jóvenes, pero aquellos que crecieron con su discreto alcance hacia las multitudes disfrutaron el hecho de por fin ver a una banda que tal vez nunca hubieran imaginado visitara el país, y es aquí donde radica el acierto del festival: abarcar diferentes épocas del género del metal más allá de sus vertientes para ofrecer un cartel que llame la atención a diversas generaciones.

No puede existir mejor paisaje más que una luna llena que trasluce a roja al compás de Slayer y su tormenta de fuego en forma de cruces invertidas, riffs, gritos y batería que impidió que mantuviéramos la calma. Parcos, breves, contundentes, con la sombra de Jeff Hanneman de aliados, el ángel de la muerte volvió a hacernos cirugía sin anestesia.

Avenged Sevenfold con nuevos bríos pero la misma energía coronando la noche para los más jóvenes, y para los más experimentados un auténtico tiroteo instrumental. El nido de ametralladoras que resulta ser la técnica instrumental de Meshuggah fue el final demoledor para la primera jornada de Knotfest.

FOTO:

Diego
Figueroa @halofive

No es una revista, es un movimiento.