Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

99498
Friendstival 2016

Cuando la independencia logra su cometido. ¡Gracias por existir, Friendstival!

El esfuerzo por activar una escena musical con la iniciativa de unos organizadores amateurs por juntar en un evento a varios talentos con distinto origen y experiencia, son factores que unidos dan como resultado un acontecimiento especial.

El pasado 1 de octubre en el Foro Niza 40, en un afán de alejarnos un poco del confort de la Roma-Condesa, se realizó el denominado Friendstival, un ejemplo de que definitivamente importa mas el proponer un contenido que haga la diferencia ante la diversidad de ofertas en el entretenimiento (sobretodo ese sábado con Roger Waters en el Zócalo y Cibo Matto en el Foro Indie Rocks!).

Todos los presentes seguro tuvieron estos motivos en común, la apertura y la curiosidad por conocer nuevas bandas, inclusive sin haber escuchado algo de estas previamente, para luego festejar el Do It Yourself, al echarle un ojo y comprar, ¿por qué no?, la playera o los discos físicos de los grupos. De verdad, se encuentran sorpresas que dejan una buena sensación.

Muchas de las propuestas participantes nos dieron razones para seguirles los pasos, como Fausto Leonora, proyecto de la cantante Daniela Navarrrete que combinó la dulce voz con un sonido denso y experimental, usando como recursos a su favor las percusiones, los beats, la improvisación vocal y hasta el uso del zapateado.

También está el caso de Valsian, grupo de Cuernavaca que logro cautivar con una portentosa presencia escénica a través de su rock oscuro y la gran interpretación de su vocalista Eunice; por compartir uno de sus aciertos, no cualquiera logra realizar acertadamente un cover de Chavela Vargas.

Las representantes del hype en cuanto pop latino independiente se refiere, supero expectativas y dieron razones de sobra por las que han recibido mucha atención. La colombiana Elsa y Elmar, que aunque no llevó su acto completo, su versión compacta y su estilo de cantar fueron suficientes para dejarnos buena vibra, que prosiguió con la tijuanense Vanessa Zamora, que con actitud y mucha potencia sonora, dominó el escenario con su pop y country, quizá la presentación mas profesional del día con un show mas que hecho, que incluyó un homenaje a Juan Gabriel con su versión de “Amor eterno”. En ambas cantautoras se notó que disfrutan estar “en vivo”.  

Lo mejor estaba por venir con Sotomayor. Los hermanos Raúl y Paulina junto con su banda, armaron el bailongo con una presentación muy amarrada, con una eficacia que transformó el Foro Niza 40 en una sucursal del Salón Caribe. El ritmo no disminuyó, persistió con el argentino Diosque a través de su sonido electrónico y con un show de mucho movimiento, con mucho colorido.

La presentación mas particular del evento fue de parte de Mondragón, que brindó un set instrumental largo pero entretenido, mezclado con el rock y el new age, que generó un debraye, con sensación psicodélica que nos adentró en el viaje de principio a fin, sin pausas.

El rock hecho con testosterona fue proporcionado por dos grupos con estilos diferentes, pero muy potentes: Sierra León trajo un happy punk con mucho sentimiento que parecía extraído de los dos miles, y For Dummies, que con su punk ruidoso, con mucho poder, logró un trance duradero.

Sin embargo, no todo fue un deleite en el Friendstival, algunas bandas no encajaron en el evento, sin lograr dar el ancho, como Oliver Ken, que sería como la banda que hubiera hecho El Escorpión Dorado; la Galatzia sería Shakespare ante estos supuestos luchadores, con un show lleno de lenguaje soez y humor negro, que no fue del todo bien recibido. O también está Girl Ultra, una versión soft y R&B de Selma Oxor que presentó un set excesivamente minimalista, solo pistas y sensualidad, le faltó ofrecer variedad y elaboración.

Además, detalles como la cancelación del grupo Terr Monsta por causas de fuerza mayor –parte del grupo no llegó por contratiempos–, una asistencia escasa de público al principio del festival –la mayoría eran los grupos o el staff del evento–, la falta de un letrero afuera del lugar al momento de la apertura que indique “es aquí” –la ubicación es algo discreta, sobre una calle muy transitada–, o el uso de un celular para reproducir la música de fondo –hubo interrupción por una llamada entrante–, hacen que la novatez de la organización sea notoria. Pero habría que probar y aventarse, así habrá que tomar nota de estos detalles para pulir la siguiente edición.

El Friendstival es un evento mas que responde a la tendencia por impulsar la escena local independiente con un elenco atinado y exótico, que refuerza la oferta de propuestas como el Raymondstock, el Festival NRMAL o el Festival All My Friends en México, el RuidoFest de Chicago o el Hermoso Ruido de Colombia. A veces arriesgar como sea, deja mas que seguir en la zona de confort. ¡Enhorabuena!

 

No es una revista, es un movimiento.