61977
Clásicos bajo el sol

Clásicos bajo el sol

Pablo
Navarrete @pabnavarrete

13/Dic/2014

Si bien este año hubo una primaveral afluencia de festivales en toda la República, para bien de la industria y escena local, la gran mayoría enriqueció sus alineaciones con bandas nacionales emergentes, pero cuando se trata de inversión e iniciativa extranjera, se abre paso para ambiciosos y eclécticos proyectos como Todos Santos Music Festival en Baja California Sur, One Big Holiday en la Riviera Maya o, en este caso, el primer Classic Rock Festival.

La premisa es sencilla y hasta eso bastante atractiva para distintos sectores del aquellos que consumen rock: tres días a un costado del Hard Rock Hotel en Puerto Vallarta (o más bien, en medio de Nuevo Vallarta y Nayarit), con un desfile de luminarias de las distintas épocas del rock entre los 60 y 80. Unos más famosos que otros, unos más trascendentes que otros, pero todos con Grammys, canciones básicas del hit parade y por supuesto, canciones llamadas clásicas.

Con la playa de fondo y bajo un sol y un calorón del demonio, el festival que claramente estaba enfocado en un mercado norteamericano, sea residente o turístico, contó con una asistencia abismalmente reducida. Apenas un puñado de asistentes llegaron a la gran inauguración para gozar desde las primeras notas del guitarrista Micki Free hasta el cierre con el cantante de soul Sam Moore.

Entre los actos que destacaron estuvo Spencer Davies Group, uno de los originales actos del beat de Inglaterra en los 60 y congénere de The Who y The Kinks. No podían faltar los obligados "Keep On Running" y "Give Me Some Loving" mientras la cerveza fluía y los lentes de sol resguardaban los ojos de los rubios asistentes; acto seguido, Mark Farner de Grand Funk Railroad levantó a todos de sus asientos con "Are You Ready", "Some Kind of Wonderful" y su versión de "The Loco Motion".

El gran momento de la tarde llegó con Lee Rocker y Slim Jim Phantom, contrabajista y baterista de Stray Cats respectivamente, que con una banda de apoyo y el guitarrista Billy Burnette, también miembro de Fleetwood Mac, entonaron no solo clásicos del rockabilly como "It's Al Right Mama" o "Honey Don't", sino temas de Stray Cats como "Runaway Boys", "Fishnet Stockings" y "Stray Cat Strut".

Después del campirano sonido de BoDeans, el cierre estuvo a cargo de Sam Moore, cantante de soul y la mitad de Sam & Dave, que con una banda improvisada para el show que incluyó a miembros de distintas bandas del festival, entonó un breve pero emotivo set que dejó escuchar clásicos como "Hold On, I'm Coming", "Soul Man" y "Dance to the Music" de Sly Stone.

El festival acabó un poco antes que dieran las 19 horas, tal vez por que el público al que posiblemente está dirigido el cartel no sea muy adepto de desvelarse hasta las dos de la mañana, pero se dieron todos entre si la tarea de esparcir la voz del festival en lo que queda del fin de semana, porque sin espacio para la duda, todos los presentes vivieron una muy especial fiesta musical que valdría la pena repetir como tradición.

REDACCIÓN:

Diego
Álvarez

FOTO:

Pablo
Navarrete @pabnavarrete

No es una revista, es un movimiento.