Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

34914
#CC13conHP Día 1: Esperas terminadas y deudas saldadas

#CC13conHP Día 1: Esperas terminadas y deudas saldadas

Cynthia
Flores y Pablo Navarrete

13/Oct/2013

La espera terminó y el festival masivo de música alternativa (anglosajona) más importante de este país llegó con sus florecitas en la cabeza: El Corona Capital 2013. A pesar de una serie de cancelaciones y movimientos de último momento en los horarios, ni la incertidumbre o el pánico cundieron en las casi 10 horas de música el sábado, haciendo mención de una asistencia considerable desde muy tempranas horas.

Algo característico de este primer día de festival, fue la inclusión de varios actos que ya se habían presentado con anterioridad en nuestro país, pero que tenían varios años de no haber pisado un escenario mexicano; desde The Dandy Warhols y M.I.A., hasta Travis y Blondie. 

Los daneses de Quadron fueron los encargados de inaugurar el festival, ofreciendo una mezcla de soul y R&B que lamentablemente no se volvió a repetir dentro del festival, ya que el sonido que predominó durante el resto de la jornada fue orillado a las tornamesas y beats de electro; este año no solo el Bizco Club contó con distintos DJs y artistas de música electrónica, sino escenarios principales como el Corona y el Corona Light contaron con DJs como Robert Delong, Chris Lake, The Crystal Method y por supuesto, Deadmau5.

El festival, que siempre ha seguido una marcada tendencia hacia lo más reciente de la música alternativa británica, presentado en ocasiones pasadas a bandas que se volvieron consentidas como The Maccabees, Foals y The Vaccines, ahora contó con Palma Violets, The Postelles y Toy; estos últimos de los quienes ofrecieron uno de los sets más memorables de la jornada, enfocándose al shoegaze y al noise pop que, mientras unos vivían un deja-vu al ver a White Lies una vez más entre las filas del evento, un reducido pero muy efusivo quorum recibió a los londinenses con un mar de aplausos.

De los actos que se vieron más contentos y agradecidos de formar parte del evento fue sin duda The Dandy Warhols, quienes tardaron seis años en regresar a nuestro país. "Shaking", "Holding Me Up" y "Boys Better" fueron algunas de las canciones que, como una bella ola de decibeles, los originarios de Portland dejaron escapar del sistema de audio del escenario Corona Light, donde al interpretar temas más obvios como "Bohemian Like You" y "Godless", las sonrisas y manos al aire se dejaron ver mientras que en el otro extremo del festival, Kurt Vile anestesiaba a aquellos que poco a poco emigraban del escenario Capital.

"Nos tardamos tanto en regresar porque decidimos dejar por un momento la música y concentrarnos en nuestros hijos", se excusó Fran Healy, líder de una de las bandas escocesas más queridas en nuestro país. "Selfish Jean", "Love Will Come Through", "Sing" y "Turn" unieron una vez más al público que extrañaba a Travis, cuya espera valió cada segundo, contrastando con una que era aún mayor y que llegaba a su fin en el otro extremo del gigantesco recinto, con la primer presentación en suelo mexicano de uno de los tríos de rock alternativo más celebres y legendarios: Dinosaur Jr.

Con un repertorio de clásicos, J. Mascis, Lou Barlow y el buen Murp saldaron una deuda con los pocos, pero fieles que se encontraban frente a esta banda mientras tocaban "Sludgefest", "Feel The Pain", "The Wagon", su versión de "Just Like Heaven" de The Cure y hasta "Training Ground" original de Deep Wound, la primer banda de J. y Lou.

Pasadas las 20 hrs, The xx, quienes a tan solo un año de haberse presentado en nuestro país, su fama y clamor ha incrementado de manera exponencial a pesar de no contar nuevo material bajo el brazo, cosa que no podría decirse de Phoenix, banda francesa que presentara Bakrupt!, su más reciente álbum en la capital ante una de las audiencias más grandes que se vieron durante el día y que poco a poco fue disminuyendo ya que otro gran acto se presentaba a solo un par de kilómetros: M.I.A.

Con un Bizco Club a reventar, la controversial Mathangi ofreció una de las presentaciones más enérgicas de la noche. Canciones con "Bucky Done Gun", "XR2", "Bring The Noize", "Bamboo Banga" y "Paper Planes" seguirán retumbando en los oídos de aquellos aventurados que decidieron internarse entre una salvaje, sudorosa y borracha audiencia.

Si bien Deadmau5 fue de los actos más esperados, no solo del día sino de todo el festival, el gran cierre corrió a cargo de la mítica y consagrada banda neoyorkina Blondie, que tras casi diez años de ausencia, regresaron con material totalmente nuevo y por supuesto, aquellos éxitos que la radio y televisión se ha encargado que los odiemos, como "Call Me" y "Heart of Glass"; aunque también deleitó con otros clásicos y atemporales temas de pop rock que jamás perderán encanto, como "X-Offender", "Dreaming" y "Hangin' on the Telephone".

Muchachas sonrientes, caballeros cansados, zapatos llenos de polvo y playeras sudadas. Un primer día en el que gracias al cosmos no llovió ni hubo inclemente sol, con la promesa de un segundo día no igual de bueno, sino aún mejor. 

{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

No te pierdas la reseña del segundo día.

FOTO:

Cynthia
Flores y Pablo Navarrete

No es una revista, es un movimiento.