189521
Slim Ovni, instantes explorados en clave de círculo

Slim Ovni, instantes explorados en clave de círculo

Una entrevista con el productor mexicalense, Slim Ovni.

Alexis Martínez, es el hombre detrás de Slim Ovni. Bajo este proyecto el joven proveniente Mexicali, Baja California, se aventura a crear sonidos electrónicos que, se reproducen en pos de encontrar un camino propio en atmósferas que en momentos van lo sutil a abruptos cambios, pasando por secuencias motorizadas, hasta patrones rítmicos que explotan por sí solos.

El pasado junio, Slim Ovni lanzó a través de Hole Records, su primer álbum bajo este pseudónimo, titulado: Harmonia Macrocosmica, en el cual, Martínez explora la noción circular del sonido. Y aún las referencias sonoras sobran, con este álbum el músico cachanilla, deja entrever un estilo propio, un lenguaje que refleja años de experiencia solitaria y que, desemboca en una placa sólida y completa.

Pero su camino como productor y músico, ha sido largo y su experiencia ha abarcado un trecho largo en la escena del noroeste.

Su primera experiencia tocando en vivo empezó a los quince en Mexicali. Comenzó con una banda de thrash o un intento de eso, tocando el bajo. Después de eso, se matriculó en clases de guitarra y bajo porque realmente no sabía tocar nada. Y a la par, con un amigo, que iba a clases también pero el de batería. Juntos comenzaron a intentar componer sus primeras canciones. A la par, y con más experiencia, Alexis recorrió su paso por diversas agrupaciones locales, tocando en vivo un par de ocasiones en distintos lugares. De dicha experiencia, nace Slim Ovni, de esta bizarra colocación sonora, hasta florecer de manera autónoma en la floreciente escena del noroeste nacional. A pesar de sus antecedentes, no sentía haber tocado lo suficiente en vivo. Fue entonces que decidió crear un proyecto solista ya que quería explorar sonidos distintos.

Me empecé a obsesionar con la variedad de texturas que se pueden lograr con la combinación de distintos pedales, synths, instrumentos, etc. Pienso en mi proyecto de Slim Ovni como un lugar donde puedes explorar y jugar con la música. Lo más complicado fue darle un 'nacimiento' formal a mi proyecto porque solo tenía un demo y algunas canciones en Soundcloud. En Tijuana, gracias al espacio Nett Nett, pude presentarme por primera vez. Y finalmente, gracias a Hole Records pude formalizar el proyecto con un álbum.”

Con Harmonia Macrocosmica, Slim Ovni, realza la esencia de su proyecto. Una carta de presentación única que, deja entrever el proceso catártico al cual el artista se sometió, además de incluir una narrativa propia en la placa, sometiéndose a un proyecto creativo extenso que delata lo prolijo de un musico joven e influenciado por los tiempos en curso.

No es una revista, es un movimiento.