Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

90835
Desde Venezuela, nos llega la música de Ryan Voi

Desde Venezuela, nos llega la música de Ryan Voi

Christian
Mendoza

12/Abr/2016

Ryan Voio, proyecto venezolano de Johann Sánchez, opera al margen de fórmulas regionalistas.

Pensar en música latinoamericana pone en marcha una serie frases hechas, del tipo “en el Tercer Mundo también se hacen cosas buenas”, delatando más a las audiencias hispanohablantes que a realidades tangibles de la producción musical de estas regiones. Usualmente, nos comportamos como turistas musicales en nuestra propia tierra. Embelesados por los ritmos anglosajones, raramente nos aventuramos a escuchar propuestas nacionales o sudamericanas. En estos días, la imagen del músico regionalista que, a pesar de abordar lo pop continúa perpetrando fórmulas pintorescas del folclore, queda disipada.

Ryan-Voio-(Live)

Ryan Voio, proyecto del venezolano Johann Sánchez, surgió como una respuesta a una circunstancia nacional. “Este proyecto empezó en un festival de Venezuela que, se puede decir, es el mejor festival de rock de mi país en la actualidad. Se llama Festival Nuevas Bandas, y anualmente compiten agrupaciones nacionales por ver quién es la mejor, ya que aparte de la increíble promoción mediática que se le hace al ganador, también recibe un premio especial de parte del evento, puede ser la grabación de un disco o cosas relacionadas con apoyo a proyectos”, nos comenta Voio en la primera entrevista que el músico sostiene con Indie Rocks! “Ahora esta historia parecerá irrelevante, pero no lo es. Ryan Voio nació como una protesta a ese festival. El nombre del proyecto es un anagrama de No Voy a Ir; me suscribí en el Festival Nuevas Bandas sin las intenciones de participar. Podrá sonar tonto si no conoces el festival, pero entrar es, según muchas personas, muy difícil, ya que dicen que tienen una mafia interna”. A pesar de este gesto, la propuesta de Sánchez consiguió la atención del festival con un tema que produjo en un iPad.

Antes de Ryan Voio, Johann Sánchez formó parte de Azzata, agrupación que no tuvo buena bienvenida entre el público, según nos comenta el compositor. Después de esta banda, se unió a Los Delorean, para después irse a Estados Unidos a estudiar Recording Arts en la Universidad Ful Sail. Ávila High es su primera producción bajo el nombre de Ryan Voio. “En términos de producción, las facilidades y dificultades que tuve serían por la misma razón. Es decir, estoy estudiando grabación, mezcla, producción, composición, etc. Me enseñan de todo un poco. Por esa razón, mi facilidad es que puedo producir mis discos y grabarlos en casa. Sé en qué invertir y en qué no, porque el mayor limitante para empezar en esto es el dinero”, dijo. “No estuve en ningún estudio. Todo fue grabado en mi cuarto. La grabación y la mezcla las hice yo, y el intento de máster también. El problema es que es una fantasía pensar que si le muestras tu música a un productor te va a ayudar a surgir. En realidad, en Venezuela ya casi no tenemos productores, y los buenos que tenemos son mal juzgados. Todo es un vaivén”.

Ávila High es un EP con canciones mínimas, sostenido –podría decirse– en la limpieza electrónica propuesta por el krautrock. Como primera placa, apuesta por una estética mucho más arriesgada. Pero el entorno geográfico para este proyecto determina panoramas para Ryan Voio y para otras propuestas de Sudamérica. La tensión entre folclore y vanguardia, según Sánchez, es una de las constantes que enriquecen, más que reducirla, la música sudamericana. El compositor nos dijo que conoce mucho de “la movida actual sudamericana”, y que está preparando una serie de videos donde hablará de las diversas bandas que comienzan a trabajar en el sur. “Venezuela, o mejor dicho, Hispanoamérica, tiene con qué hacer rock”, declara. De Colombia, nos recomendó escuchar a Julián Mayorga y Sagán, un compositor experimental y poético, según sus palabras. De Venezuela, señaló a Chica Parrilla y Sur Solar y de Ecuador a Los Alkaloides y a Macho Muchacho. “Esa banda me dejó boquiabierto. Me parece un proyecto que debería estar dando la talla internacionalmente. Les veo similitudes con bandas como Battles y otras genialidades del math rock”, aseguró. “Lamento no continuar pero te cansarías si te hablo de todas las bandas que considero relevantes. Me parece que tenemos un continente lleno de buen rock y buena música”.

Ávila High será el primer paso de un proyecto que construirá, de nuevo, una vanguardia latinoamericana.

REDACCIÓN:

Christian
Mendoza

No es una revista, es un movimiento.