30423
Klaus & Kinski: Un grito desesperado frente a la crisis

Klaus & Kinski: Un grito desesperado frente a la crisis

12/Ago/2013

Víctimas de la crisis que afecta desde hace un tiempo a España, Klaus & Kinski es otro de esos proyectos que se cae por culpa de la economía. Una verdadera lástima si escuchamos su sonido progresivo que pudo habernos dado muchas alegrías más.

Con un EP y dos LP en su carrera, su más reciente Herreros y Fatigas (2012) daba muestras en letras y títulos de canciones del difícil momento que se vive en la península ibérica. Afortunadamente, este dúo encontró en la música una forma de expresar su descontento; con un marcado noise pop, arreglos cuidados y la dulce voz de su cantante Marina, Klaus & Kinski era un proyecto que refrescaba la escena musical de su país.

Es posible que no hayan logrado un material firme de principio a fin, sin embargo, ¿quién lo hace hoy día?. Uno de los grandes valores de su música, eso sí presente en canciones que gozaron de una manufactura rica, está en la adversidad a la que se enfrentaron y el discurso que desearon expresar. Se trata de una banda obligada para quienes en un futuro, con ayuda del arte, deseen desentrañar lo que sucedía con la gente que sufrió las calamidades de una economía mal planteada.

Sin miedo y sin pelos en la lengua, Klaus & Kinski quedará como una banda que terminó flaqueando frente a lo difícil que es sostener proyectos que no consiguen el pan en la mesa; pero que debieran ser recordados por el carácter de alzar la voz y brindar un poco de color a quienes les escuchaban con historias similares o peores.

Los dejo con una frase lapidaria de Marina, y con su no menos poderosa "El Día de los Embalsamados", que resulta un himno moderno a la decadencia que nos sirve para recordar a este proyecto que llegó a su fin el pasado verano. “Esto de vivir de la música es muy bonito, cuando se puede vivir exclusivamente de ello, que no es nuestro caso”.

No es una revista, es un movimiento.