49092
Cálida exploración: Cokiyu

Cálida exploración: Cokiyu


28/May/2014

La naturaleza es misteriosa, envolvente y maravillosa; tanto que lo pequeño siempre será lo mejor, lo más grande, simple y hasta lo más bello de descubrir. Yukiko Ito nos habla de esto, aunque transformado en su propia versión de lo que vemos todos los días.

Ehime, Japón, fue el punto en el mapa que vio abrir los ojos por primera vez a Yukiko, quien bajo el nombre artístico Cokiyu, comenzó su trayectoria artística desde sus años de escuela, aquellos en los que la inspiración de una u otra forma nos sorprende mejor que nadie y qué mejor que aprender del tiempo para ir creando increíbles trabajos con su voz e instrumentos de viento, percusiones y mucha precisión.

Cokiyu es una idea original, un concepto basado en analizar un corazón desde perspectivas distintas; una descripción literal de una melodía que intenta interpretar los sentimientos de una corazón, una mente y una chica que evocan una emoción distinta en cada versión de si misma.

El 2002 y el destino fueron los responsables de que esta chica comenzara una carrera musical sólida de la mano de presentaciones en Tokyo, así como colaboraciones con artistas de la talla de Baths, Dot Allison, Natalia Lafourcade, Aus, Mexico y AGF. Cada registro es digno de elogio y realmente captura lo que es estar vivo, pues su trabajo se posiciona hoy como uno de los pocos llenos de cálidez y seguridad.

No fue sino hasta el 2007 que Mirror Flake, su primera producción de estudio, salió a la luz y logró formar parte de la banda sonora de Confessions, película dirigida por Tetsuya Nakashima, así como para marcas como Canon y el Tokyo Motor Show.

Belleza y calidez que te envuelven en el delicado manto de las ilusiones, los anhelos y el miedo a perderlo todo. Como si los diálogos que sueles tener con tu almohada al final del día se vieran reflejados en un trabajo que revuelve cada uno de los inquietos componentes en cada corte musical.

Un diario personal con toques minimalistas y electrónicos que no pierden lo romántico en su haber. Vibras tenues, solitarias y un enfoque que se va puliendo con la experiencia. Sonidos del bosque, aves, sintetizadores en medio de los árboles, una artista que quiere ser vista entre la niebla y un sonido bien estructurado que está sigiloso detrás de ella.

Cokiyu ve nubarrones en el horizonte y dice " ...¡este es el mejor momento para explorar!". Te imaginas su sonrisa y te inquieta. Cokiyu te quiere dar un abrazo diciendo que estarás bien, será pronto.

No es una revista, es un movimiento.