190435
A 50 años de 'Future Games' de Fleetwood Mac

A 50 años de 'Future Games' de Fleetwood Mac

El disco que cambió el sonido de Fleetwood Mac gracias a una mujer.

Hablar de una de las mejores y más conflictivas agrupaciones de la historia nunca será tarea fácil, pero siempre es grato recordar una fecha especial y cada disco de Fleetwood Mac merece ser celebrado. 

Siempre se habla mucho de discos como Rumors, que además cobró una vigencia reciente gracias al video viral de Doggface, que hizo que toda una generación volteara a escuchar “Dreams” y por ende el álbum, Pero, hay una larga historia detrás de la banda británica que ha tenido más de 18 integrantes, 17 producciones discográficas y varios de los mejores temas en la historia de la música. 

En esta ocasión toca rendirle los honores a Future Games, un disco que salió un 3 de septiembre de 1971 y que representó el inicio de una nueva era para Fleetwood Mac ¿Por qué digo esto? La agrupación británica inició como una banda de blues a finales de los 60, su sonido era brutal, pero estaba muy apegado al resto de las agrupaciones de la época y en medio de las drogas, alcohol y otros problemas, mantener ese barco a flote no era tarea fácil. En realidad nunca lo fue. 

Tras la salida de Peter Green, comenzaron algunos cambios drásticos y notorios, Mick Fleetwood y John McVie, quienes han sido los pilares de la banda, tenían un espacio enorme que llenar, en ese momento entraron Danny Kirwan y Jeremy Spencer y comenzaron a alejarse del blues, comenzaron a experimentar y el resultado fue el disco Kiln House (1970).

Y aquí es donde se pone interesante, en ese año aparece Christine McVie, quien comenzó a intervenir como música invitada desde Kiln House. Ya para 1971, con todo y el desagrado de Jeremy Spencer quién se rumora, abandonó la banda debido a que no le agradaba el sonido que habían tomado tras el ingreso de Christine, llegó Future Games ya con ella como integrante oficial.

Fue el primer disco que quedó fuera de toda lista de popularidad, pero el cambio no iba a ser fácil, venían de tocar blues, de hacer canciones como “Black Magic Woman”, te entrarle de a poco a la psicodelia, de estar en medio de cambios, drogas, disputas, matrimonios, en fin, no iba ser sencillo, pero fue lo mejor. 

Este álbum que consta de ocho temas, Danny Kirwan, Bob Welch, John y Christine McVie, Mick Fleetwood y John Perfect (músico invitado) comenzaron a darle forma al sonido de ese Fleetwood Mac que conquistó al mundo. 

Inicia con Woman of 1000 Yearsuna balada compuesta por Kirwan que mantenía el sonido clásico de la época y de la banda pero al siguiente track cambia todo. Morning Raincompuesta por Christine McVie no sólo tiene un ritmo más melódico y contagioso, además de la voz femenina, tiene unos teclados que ahora reconocemos a la distancia y unos coros armoniosos que marcaban el inicio de una nueva era. 

Con What a Shamecompletamente instrumental (como muchas en los inicios de la banda) mostraban que la experimentación, el rock, el blues y la cadencia de un buen saxofón podían llenar por completo el oído del escucha. 

Future Gamesque da nombre al disco (para esta canción te recomiendo ir a tu plataforma favorita y darle play) es un tema que seguramente ha influenciado a cientos de bandas, tiene elementos que se han retomado en los últimos años, se viene a mi mente Khruangbin, por mencionar a una de las tantas que han adoptado algunos de los elementos de Fleetwood Mac

El disco continua con Sands of Time, en Sometimes la guitarra y los teclados, son un elemento que se volvió una constante, Lay It All Down de nueva cuenta retoma un sonido más apegado al rock setentero y finaliza con Show Me a Smile interpretada y compuesta por Christine

La inclusión de una mujer, no sólo como música invitada, sino, como parte de la banda, voz y composición marco un antes y un después de la historia de Fleetwood Mac, pues si bien habían tenido éxito y el disco Future Games no lo tuvo como tal, sí fue el arranque de una nueva era que unos años más tarde se consolidaría. 

Han pasado 50 años de ese disco y pareciera que al escucharlo hay cosas que parecieran no envejecer, todo lo contrario, su sonido permanece y será siempre un goce volver y darle play.

No es una revista, es un movimiento.