179296
A 25 años del 'All Eyez On Me' de 2Pac

A 25 años del 'All Eyez On Me' de 2Pac

Una celebración a la thug life y el himno de la Costa Oeste.

All Eyez On Me podría resumirse como el primer álbum doble dentro de la cultura del hip hop, pero en realidad hay mucho más que eso. Hoy, 25 años después de su lanzamiento oficial bajo Death Row Records, continúa siendo uno de los larga duración más escuchados e influyentes de la industria. 

Corría el año de 1995 y la prisión de máxima seguridad, Clinton Correctional Facility, albergaba dentro de sus paredes a Tupac Amaru Shakur, quien estaba cumpliendo una condena de 18 meses por abuso sexual hacia Ayanna Jackson, mujer que antes del delito era fan del rapero y eventual y evidentemente, influyó bastante dentro de algunas canciones del álbum. Mientras esto pasaba, la vida fuera de prisión convertía a 2Pac en uno de los raperos más reconocidos gracias a Me Against the World, segundo LP en su trayectoria y con el cual logró posicionarse como número uno.

Para octubre del mismo año le fue otorgada la libertad gracias a la fianza de 1.4000.000 dólares que pagó Suge Knight, esto con la condición de escribir y grabar tres álbumes para el sello que lo representaba. Fue así como Tupac comenzó a contar todo lo que había traído consigo su estancia en prisión, el antes y por supuesto, el después; 27 canciones repletas de arrogancia, mujeres, dinero, traición, fiesta, muerte, nostalgia y más. El 13 de febrero de 1996 All Eyez On Me vio la luz por primera vez y la Costa Oeste de Estados Unidos lo celebró.

La fama a otro nivel

‘I won't deny it, I'm a straight ridah // You don't wanna fuck with me // Got the police bustin' at me // But they can't do nothin' to a G.’ Es así como inicia “Ambitionz Az A Ridah”, track que da apertura al álbum de más de dos horas y que al igual que “California Love” y “All Eyez On Me”, se convirtió en lo más comercial del LP ya que, seguidor o no del rapero, son canciones que sin duda alguna conoces. 

Asimismo, en este álbum 2Pac nos dio temas como “Only God Can Judge Me”, donde encontramos frases trascendentes tales como ‘I'd rather die like a man, than live like a coward’; o “No More Pain”, donde llega a nuestros oídos un beat que para muchos estaba adelantado a su época y ahora es común dentro del trap.

Pero el reconocimiento para el álbum no termina ahí, en la primera semana de lanzamiento logró vender 546 mil copias, con esto alcanzó rápidamente el primer lugar de ventas en Billboard y un quíntuple disco de platino tras más de cinco millones de discos vendidos. Y es que, sin romantizar la violencia de la que se habla en All Eyez On Me, este resulta ser el reflejo de la comunidad que rodeaba a 2Pac y cómo esta toma las historias contadas, adaptándolas a lo cotidiano y mundano de la vida.

El tiempo es oro

Dos semanas bastaron para que el álbum estuviera listo, tal vez por las ganas de 2Pac por querer saldar la deuda que tenía con Suge Knight y Death Row Records lo más pronto posible, o porque tenía bastante claro todo lo que quería contar, eso sigue siendo un misterio. Lo que sí sabemos es que el trabajo de más de 20 involucradas dentro de producción, mezcla, coros, percusiones y demás fue bastante bueno, gracias a esto el resultado obtenido fue el esperado.

Los raperos que colaboraron en el álbum, como Danny Boy, Richie Rich, Nate Dogg, Big Syke, entre otros, no la tuvieron fácil, ya que Tupac los obligó a tener sus versos listos en pocos minutos y de no ser así, estos quedarían fuera de la canción. El único que tuvo oportunidad de escribir con el tiempo necesario fue Snoop Dogg para “2 Of Amerikaz Most Wanted”, aunque también tuvo participación en “All About U”.

All Eyez On Me probablemente no es el mejor álbum del rapero, pero sin duda alguna, como su nombre lo dice, pone los ojos sobre él y les da un grito de “¡Estoy aquí!” hacia todo aquel que lo traicionó o no confió. Y como lo mencionamos al inicio, es un disco que, aún después de 25 años, se sigue y seguirá escuchando por un largo tiempo.

No es una revista, es un movimiento.