70171
B-Boy Ronnie inspira a MTY

B-Boy Ronnie inspira a MTY

16/May/2015

El íntimo mundo del breakdance es una parte importante de nuestra cultura underground, y este fin de semana concluye una de las competencias más importantes de esta disciplina a nivel nacional: el Red Bull BC One, concurso mundial del cual han salido grandes bailarines que se han convertido en figuras internacionales; la Sultana del Norte albergará la final del Mexico Cypher 2015, las eliminatorias de las cuales se destilará el talento de 250 jóvenes para escoger a un ganador que represente a México en la final latinoamericana en la capital peruana, Lima, el 30 de octubre de este año.

ronnie

El ritual por determinar al mejor B-Boy, del país es apasionado. Y no menos cautivadores son los competidores que han venido desde todos los rincones de la República para seguir su pasión por el baile a ritmos de hip-hop y de breakbeats. Desde adolescentes hasta personas empezando sus treintaytantos sudan en cada movimiento, sobre el suelo, un sentimiento fuerte por esta disciplina tan singular, exacerbadas las pasiones por los beats del DJ, que pone el lienzo de ritmos para que cada artista pinte su propia rutina.

Este sábado 16 de mayo se darán los grandes encontronazos one-on-one entre bailarines y sus porras o crews, pero antes, ayer viernes 15 hubo un agasajo en Parque Fundidora. Red Bull ofreció a los competidores que quisieran y aficionados a esta actividad que no están en competencia, un workshop de breakdance ni más ni menos que con el celebrado B-Boy Ronnie “Ronnie Boy” Abaldonado, uno de los Red Bull BC One All-Stars y miembro del Super Cr3w, campeones en la segunda temporada del programa norteamericano America’s Best Dance Crew.

B-Boy Ronnie le enseñó a un grupo de 30 jóvenes algunos de sus mejores pasos, repasando los detalles necesarios para pulir las técnicas a la perfección, al mismo tiempo que de vez en cuando los llamaba para que se acercaran y tomaran una rodilla para hablarles de la disciplina y el amor por este baile que es necesario si quieren algún día llegar a donde él está. “Levante la mano quien tiene más de diez años bailando”, dijo Ronnie al tiempo que se levantaban dos que tres brazos entre el grupo de jóvenes. “Yo no tuve una oportunidad como ésta cuando era joven, solo después de diez años de bailar pude competir en un evento como en el que están ustedes ahora, considérense muy afortunados”, les contó Abaldonado.

Cansados, sudados y a pesar de tener una jornada larga por delante para el siguiente día, muchos jóvenes armaron repentinamente sus propios círculos, o cyphers, donde uno a uno, pasaban a enseñar sus mejores pasos y movimientos frente a los aplausos de sus compañeros. Incluso cuando se despedía el DJ alguien dijo “¡saquen la música del celular!”. Lo hacían por puro gusto y entrega hacia esta actividad que los une.

No es una revista, es un movimiento.