213475
Rock & Cinema: [Capítulo 20] El acento de la computadora

Rock & Cinema: [Capítulo 20] El acento de la computadora

El acento de la computadora. Entrevista con Claire L. Evans, vocalista de Yacht.

Dentro de la actual edición de Ambulante. Gira de Documentales 2022, en su sección conocida como Sonidero, se presenta El acento de la computadora (The Computer Accent, EUA, 2022) debut en la dirección de los productores Sebastian Pardo y Riel Roch-Decter, el cual se centra en la banda estadounidense Yacht, y particularmente, en el inusual proceso detrás de la creación de su álbum Chain Tripping lanzado en 2019, y en el cual la agrupación echó mano de Inteligencia Artificial (AI por sus siglas en inglés) tanto en el proceso de composición de música y letras, como en el diseño de la tipografía, la portada, las fotos y todo el arte del disco, incluyendo videos.

Por ello, y para hablar de este filme, del álbum mencionado y de otros temas relacionados; Indie Rocks! sostuvo una charla con Claire L. Evans, vocalista e integrante del proyecto que, como ella misma nos explica, por su naturaleza trasciende el formato de una banda tradicional en pos de una expresión artística más amplia, más allá del terreno musical, pero sin desvincularse del mismo.

Creo que siempre nos hemos sentido como un concepto. Aunque decir que somos más que una banda puede crear una sensación un tanto peyorativa, porque puede entenderse que nos sentimos mejor que las demás. Y no es eso, sino que más bien nos planteamos como un proyecto multidisciplinario, porque tenemos un nivel muy amplio de intereses, y no queremos limitarnos nosotros mismos a solo hacer música como una banda de rock indie. Queremos aprender cosas, queremos tener experiencias, queremos hacernos –y respondernos- grandes preguntas, y queremos comunicarnos con la audiencia. Y usamos todas las herramientas que tenemos disponibles para poder hacerlo. Ahora lo hicimos con un filme”.

Aunque el punto de partida de El acento de la computadora es el mismo de un documental convencional, pronto se desmarca y gradualmente, en particular gracias a una serie de entrevistas con otros músicos y diversos especialistas; se convierte en una reflexión profunda y de tintes filosóficos acerca del rol que la tecnología y la AI están teniendo en nuestras vidas, poniendo especial énfasis en el impacto de estas últimas en el terreno musicales y en los procesos de creación artística. Y Claire narra cómo ese enfoque fue resultado de un estrecho proceso colaborativo entre la banda y los realizadores.

El filme fue una muy cercana colaboración entre nosotros y los cineastas. Francamente, fue casi como si nosotros hubiésemos dirigido juntos, porque estuvimos juntos en este proceso, y organizamos las entrevistas juntos, y tuvimos esas conversaciones juntos. Creo que la naturaleza filosófica del filme es en realidad una reflexión – de naturaleza filosófica - del proceso empleado en el proyecto. Es muy difícil hacer música con inteligencia artificial sin hacerse grandes preguntas como ¿Qué es la música? ¿Qué es arte? ¿Por qué? ¿Qué queremos en el futuro? ¿Adónde vamos como humanidad con ella? ¿Qué estamos tratando de decir? Y entonces rápidamente se vuelve muy filosófico. Así que el filme es una reflexión natural de ese tipo de preguntas que surgieron de dicho proceso”.

Sobre su experiencia al producir con AI, la intérprete comenta que dicho proceso les orilló a trabajar y tomar decisiones de forma distinta a como lo venían haciendo en sus obras previas.

Es algo que no habríamos podido hacer sin el proceso que se muestra en el documental. Ella (la AI) nos hizo tomar decisiones diferentes, sutiles en muchas formas. Y tomamos algunos riesgos, y experimentamos con melodías y letras extrañas. Pienso que el producto es realmente interesante, muy divertido de tocar, y fue muy divertido hacerlo. Es mi álbum favorito”.

En contraste (como el mismo documental expone), Chain Tripping fue uno de los álbumes de Yacht de los cuales la crítica musical especializada escribió y reseño muy poco. Sobre ello, Evans comenta:

“Creo que nos enojamos mucho en esa ocasión de que casi nadie dijese una palabra sobre él. Usualmente hacemos música y arte para satisfacer nuestra curiosidad, y respondernos las preguntas que nos hacemos. Y no siempre suelen ser las mismas preguntas que el mainstream musical y la prensa especializada se hacen. Y sé que hay gente allá afuera que se hace las mismas preguntas. Puede ser ahora o dentro de unos años. Y las encontraremos y conectaremos con ellas. Estamos aquí a la espera de encontrarlas, de conectar con las audiencias. Amo este álbum, y creo que va a tener una vida muy larga”.

Una de las reflexiones que el documental propone, de forma transversal, es sobre la verdadera naturaleza y los posibles alcances de la tecnología y la AI, el cual unos ven con fascinación, otros con sensacionalismo y otros más con cierto recelo. A ese respecto, Claire nos comparte su opinión:

“No creo que la tecnología sea neutral. Puede ser usada en formas siniestras, y depende mucho de las intenciones de las personas que la usen. Pero en el contexto del trabajo creativo, pienso que se trata de una herramienta. Y no creo que tengas que entender cómo funciona una herramienta para poder usarla. No sé cómo funcionan los fuegos artificiales, o un amplificador, o los micrófonos, o las computadoras, pero podemos empoderarnos haciendo cosas con ellas, usándolas como herramientas. Y me siento de la misma forma con la AI. Y quizá pueda entenderla más conforme la empleo. No creo que tengas que ser un experto o un científico informático para tener el derecho. Hazte preguntas y usa esas herramientas, así es como creo que debería ser. Y debe estar al alcance de todos, para que podamos jugar con ella. Entre más gente se vea involucrada, el futuro lucirá mejor para estas herramientas”.

Y para finalizar, y volviendo al documental, añade:

Espero que El acento de la computadora ayude a comunicar la historia de Chain Tripping de manera más cercana, en una forma que la música no puede”.