78008
TED 2

25/Ago/2015

Los osos de peluche también tienen derechos en TED 2.

Seth MacFarlane sorprendió a muchos y puso a reír a todo el mundo en 2012 con su disparatada historia de amistad sobre un niño que le daba la vida a su oso de peluche gracias a un deseo, en la que ambos crecen y se convierten en un par de adultos desobligados que deben madurar para poder seguir adelante en sus vidas.

Ted y John Bennett protagonizaron su propio final feliz, el cual ahora tiene una continuación que nos permitirá saber qué más ha pasado con los dos, mientras está a punto de iniciar una nueva aventura en la que el peludo muñeco malhablado está casado y su mejor amigo se encuentra solo otra vez luego de que su matrimonio no avanzara de la forma esperada.

El simpático oso de peluche quiere ser padre e intenta conseguir su objetivo de diversas formas, pero su vida se complica demasiado debido a que descubre que no es reconocido como una persona, sino como una pertenencia, por lo cual pierde todos los derechos que tenía y debe recurrir a una bella e inexperta abogada, a la que le encanta fumar marihuana, para que le ayude a resolver su complicado caso.

En medio de situaciones exageradas, hilarantes e incómodas para algunos; Ted, John y su nueva amiga hacen todo lo que pueden para que el oso de peluche se pueda convertir en un verdadero ciudadano estadounidense, todo al mismo tiempo que un viejo conocido del par de amigos regresa para arreglar unas cuentas que tiene pendientes con ellos.

Sobresalen las actuaciones de Mark WahlbergAmanda Seyfried y Giovanni Ribisi, así como los cameos, los diálogos y la atinada dirección de Seth MacFarlane, quien de nuevo recurre a múltiples referencias cinematográficas de los años 70 y 80 para complementar una historia que muy a su modo trata del amor, la amistad y la búsqueda de la felicidad.

Ted 2 es una buena comedia con un ritmo bastante ágil y un sentido del humor políticamente incorrecto que te hará reír mucho; aunque nunca deja de ser entretenida, en realidad no logra superar a su entrega anterior.

No es una revista, es un movimiento.