98621
Star Trek: Sin límites (Star Trek Beyond)

Star Trek: Sin límites (Star Trek Beyond)

13/Sep/2016

Un sincero homenaje a la serie original de Star Trek a cincuenta años de su primera emisión.

Hace tres años, la reinvención cinematográfica de Star Trek funcionó para presentarle la clásica franquicia de ciencia ficción a una nueva generación y para reconectar con aquellos que ya estaban familiarizados con la misión de la nave Enterprise. Haciendo un adecuado uso de los viajes en el tiempo y las líneas temporales alternas, el equipo creativo comandado por J. J. Abrams le dio una nueva vida a las aventuras protagonizadas por el Capitán Kirk, el Señor Spock y compañía; ahora ha llegado el momento de ver el tercer acto de la saga fílmica y de reencontrarnos con sus personajes en medio de una misión de rescate que sale mal.

En lo que resulta una atinada combinación de ciencia ficción, aventura, acción, momentos de tensión e incluso comedia; Star Trek: Sin límites narra una historia sobre la amistad, el autodescubrimiento y salvar al universo, todo esto aderezado por elaborados efectos especiales y por algunas de las mejores secuencias que se han filmado en lo que va de la hasta ahora trilogía. Después de permanecer en el espacio durante un largo tiempo, la tripulación de la Enterprise se gana un merecido descanso que es interrumpido rápidamente tras recibir una llamada de auxilio a partir de la cual se desarrolla una situación tan arriesgada como complicada.

El Capitán Kirk y el resto de sus compañeros terminan varados en un planeta desconocido, el cual funciona como escenario principal para la historia, y deben buscar la forma de salir de ahí al mismo tiempo que descubren un oscuro secreto del pasado de la Flota Estelar y que muchos no conocen. Además, los protagonistas que ya conocemos se encuentran con un villano que es uno de los mejores que hemos visto hasta ahora en toda la filmografía de Star Trek, cortesía de la excelente interpretación a cargo de Idris Elba, quien le otorga una personalidad perturbadora y complicada debido a que por momentos nos deja comprender las razones por las que hace lo que hace.

Star Trek: Sin límites encuentra la mejor forma de continuar lo hecho en sus dos antecesoras y también funciona para hacerle un sincero homenaje a la serie original en la que se basa, capturando su esencia al mostrarnos a la tripulación del Enterprise cumpliendo con la misma misión de exploración que en su momento llevaron a cabo los personajes interpretados por William Shatner y el resto del elenco de la primera serie.  Este filme tiene mucha del sentido del humor y de la narrativa que caracterizaban a cada capítulo del programa transmitido en la década de los 60’s.

La película dirigida por Justin Lin sale adelante gracias al buen trabajo de dirección de éste, a las aportaciones que Simon Pegg le hizo al guión y al esfuerzo colectivo de un elenco en el que sobresale lo hecho por Karl Urban y Sofia Boutella, además de los siempre cumplidores Chris Pine y Zachary Quinto. Por último, vale la pena destacar lo logrado en una secuencia, tal vez la mejor de toda la cinta, en la que suena de fondo la emblemática “Sabotage” de los Beastie Boys. Star Trek: Sin límites cumple con las expectativas, ofrece una buena historia y también es un producto sumamente entretenido.

No es una revista, es un movimiento.