Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

90360
Sonita #Ambulante2016

Sonita #Ambulante2016

Dentro de la cartelera del Ambulante 2016, puedes disfrutar la película Sonita.

Sonita Alizadeh es una vivaz y alegre adolescente cuya vida no ha sido nada sencilla. Con parte de su familia, tuvo que huir de la violencia de los talibanes en Afganistán y se refugió en la capital de Irán, donde vive como inmigrante ilegal en un barrio pobre.

Con todo, se las ha arreglado para poder estudiar y recibir apoyo por parte de un centro gubernamental para refugiados. Y ha encontrado en el rap no solo una forma de expresar sus deseos y frustraciones, sino también una razón para existir, un propósito y un camino en la vida. Sonita sueña con poder ganarse la vida cantando, y convertirse en una artista famosa.

Pero sus sueños se enfrentan con varios obstáculos que parecen insalvables: a principio de cuentas, su familia y la sociedad de la que ahora forma parte no ven con buenos ojos que una mujer joven se dedique a cantar, y mucho menos, cantar rap. Pero el principal peligro viene de parte de su propia progenitora, ya que ella -siguiendo una tradición afgana- desea vender a la jovencita por $9,000 dólares a cualquier hombre que la quiera desposar y pagar dicha cifra.

En su segundo largometraje, la realizadora iraní Rokhsareh Ghaem Maghami nos enfrenta a una realidad que nos conmueve e indigna al mismo tiempo: la de una jovencita cuyos sueños y futuro se encuentran amenazados por la decisión de sus padres de obligarla a contraer nupcias contra su voluntad.

Ante tan sombría perspectiva, Sonita se entristece y angustia. Sabe que su familia no cambiará de opinión, y su destino parece estar sellado. Sus aspiraciones artísticas parecen alejarse, a pesar de que ha logrado grabar algunos temas musicales y subirlos a Internet, obteniendo una buena cantidad de visitas y buenos comentarios. Su única opción parece ser el escape pero, ¿cómo?, ya que no tiene adonde ir, no tiene pasaporte ni documentos, ni siquiera tiene dinero para poder viajar.

Y es en este punto que la documentalista decide abandonar su papel de observadora objetiva y, al más puro estilo de Michael Mooretoma partido: logra, por medio de un préstamo otorgado a la madre de Sonita, ganar algo de tiempo para conseguir aplazar sus planes matrimoniales, mientras mueve sus contactos, y por medio de ellos logra conseguir una beca para que la joven estudie en los Estados Unidos. Pero para llegar allá tendrán que llevar a cabo un acto temerario: volver a Afganistán para tratar de conseguir un acta de nacimiento y un pasaporte para poder huir al otro lado del Atlántico.

Con su intervención a favor de su protagonista, el filme de Ghaem Maghami de alguna forma cambia también, y pasa de ser un registro crítico sobre una terrible realidad a la que se enfrentan las jóvenes afganas de forma cotidiana, para convertirse en una especie de work in progress de la propia directora, trastocando el relato en una narración motivacional, de lucha y triunfo personal. Lo que ocurra con la joven, y el desenlace de este documental, hacen simbiosis, conduciéndonos a un desenlace inspirador, pero que deja algunos cabos sueltos tras de sí.

No es una revista, es un movimiento.